jueves, 11 de septiembre de 2014

286. Trabajadoras de la fresa

Caravana de sensibilización Oxfam Intermon en Marruecos
Vamos en coche con Abdeljabil, coordinador del Proyecto de Justicia económica de Oxfam Intermon en Marruecos camino de la provincia de Gjar Charda Bni Hssen, entre Rabat y Tánger.  ¿Que vamos a hacer esta mañana?

Abdeljabil: Vamos a ver como funciona una caravana de sensibilización.

África en colores: ¿?

A: Una caravana es una actividad que estamos realizando en esta zona. Montamos dos tiendas de campaña, alejadas entre sí. En una realizamos actividades para niños con un par de payasos, juegos, actividades infantiles, ... todo para que los niños pasen el día y "no nos distraigan" de nuestro verdadero objetivo: que sus madres, (y en menor medida, sus padres) se pasen por la segunda tienda y estén tranquilos sabiendo que sus hijos están a unos cuantos metros jugando.
Actividades para niños mientras sus madres reivindican sus derechos

AeC: Hay que reconocer que la estrategia es buena. ¿que hacéis en esa segunda tienda?

A: Hemos dividido la tienda en tres zonas: En la primera (con llave de conexión a internet), las mujeres que trabajan en la fresa se acercan, les preguntamos si están inscritas en la seguridad social, si cotizan.

Si dicen que sí, nos conectamos a la pagina web del ministerio y lo comprobamos. Algunas descubren que no están inscritas o que el patrón les ha cotizado muchos menos días de los realmente trabajados.

AeC: Vaya decepción.

A: Eso significa que no tendrán suficientes días de cotización para que les llegue un salario a la jubilación o derechos sanitarios o días de baja por maternidad. En muchos casos la decepción es terrible. Lo bueno es que gracias a nuestra presencia pueden corregir el engaño. También les informamos de los beneficios que tienen por estar inscritas y les pedimos que llamen a las mujeres no inscritas a la seguridad social. Facilitamos los trámites.

Comprobando los días cotizados de las mujeres trabajadoras de la fresa. 
AeC:  Bravo.
A: En la segunda mesa hablamos de las condiciones de trabajo, si son dignas, que problemas tienen... nuestra gran batalla actual es que los productores de fresas les faciliten espacios con sombras para poder descansar mientras recogen las fresas. El calor es insoportable y estar 10, 14 horas recogiendo fresas al sol es agotador. Lavabos, pausas para comer, que no se sientan acosadas laboral o sexualmente...

AeC: Una buena batalla...
A: En la caravana de hoy me han dicho que en esta segunda mesa han venido muchas mujeres sin carnet de identidad. Es decir, no son ciudadanos de pleno derecho, no tienen acceso a sanidad, educación... les tomaremos nota para inscribirlos.

AeC: Pero cuesta creer que en un país tan desarrollado como Marruecos haya gente que no conste como ciudadano.

A: Sí, tenemos esas dos realidades: zonas rurales donde la población no tiene ni un servicio y al lado la construcción del tren de alta velocidad...

AeC: Volviendo a la caravana...

A: En la tercera mesa hablamos de medio ambiente, del uso de pesticida en los campos... aquí suele haber más hombres. Solemos pasar todo el día en el doudard. (un doudard es una especie de pueblo). Elegimos los douards donde hay muchas mujeres trabajando. Hacemos unas 80 caravanas al año.

AeC: ¿Ha mejorado la situación desde que empezasteis hace un par de años?

A: ¡Muchísimo! Son miles las mujeres que se han inscrito en la seguridad social gracias a nuestras caravanas. Y lo más importante: miles de mujeres que no tenían ni un lavabo en la fábrica y que eran explotadas sistemáticamente ahora cuentan con muchos beneficios. Se ha fomentado que se asocien entre ellas, que se organicen internamente para defender sus derechos. Es un gran programa.

Llegamos  al douard Mnasra donde están las dos tiendas. El payaso ha hipnotizado la atención de los niños (es lo que tiene estar en una zona rural donde no hay televisión ni Wii ni tabletas). Canta, baila y hace que los niños canten con él y pasen el día.

A 40 metros el ambiente en la otra caravana es más serio pero no por ello menos activo. Se discute, se habla, se inscribe, se comprueba, Son casi 25 las personas movilizadas, todas marroquíes que trabajan para ONGs locales marroquíes que ejecutan el programa que Oxfam Intermon está llevando a cabo  con fondos europeos y españoles. Pasamos varios horas hablando ellos antes de volver a Rabat


miércoles, 10 de septiembre de 2014

285. Marruecos y la fresa

Calles de Rabat. Septiembre 2014
Unas líneas desde Marruecos, en visita logística humanitaria.

Quizá os preguntáis ¿Marruecos? Parece un destino fácil, agradable, turístico... no suenan tambores de ébola, no hay guerras ni conflictos, nadie habla de desnutrición y sequía o de refugiados.

Una pequeña potencia económica regional, una economía dinámica, un destino turístico para miles de españoles y una colonia grande de marroquíes en España que vienen y van entre Europa y África. ¿donde está el problema?

Marruecos es un país tradicional, y ahí viene el matiz.
No hay ningún problema en mantener las tradiciones siempre que estas respeten y no vulneren la dignidad de la persona, especialmente de las mujeres que suelen estar varios escalones por debajo en el estatus social marroquí.

Aunque no hay guerras con tanques y misiles, una de las "guerras" encubierta que se libra en el país africano es la lucha por la dignidad de las trabajadoras que recogen fresas (el 90 % de las personas que recogen fresas son mujeres).

Calles de Rabat. Septiembre 2014
No es nada digno ni tradicional que haya mujeres explotadas, no afiliadas a la seguridad social marroquí, trabajando en centros o lugares donde no recogen unas condiciones mínimas.

Es cierto que poco a poco las condiciones han ido cambiando. En octubre 2012 un grupo de importadores de fresa ingleses visitaron los programas de Oxfam Intermon y se encontraron con productores y exportadores de fresa marroquí.

Tras la visita, los ingleses afirmaron que no pensaban comprar fresa recogida por trabajadores que no recibían un trato laboral digno o que trabajaban en condiciones laborales injustas.

Mensaje importante si pensamos que el 80 % de la fresa marroquí se destina a la exportación.

Pero nada mejor que vengáis a ver los campos donde se cultiva la fresa y que conozcamos de primera mano cual es la situación actual.

Próximo post, carretera hacia el norte de Rabat .


jueves, 4 de septiembre de 2014

284. Caddy Adzuba

Tras un par de semanas con malas noticias viniendo del continente africano, una alegría: Caddy Adzuba acaba de ser galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Concordia 2014. ¡Felicidades!

Se lo han dado porque "es un símbolo de la lucha pacífica contra la violencia que afecta a las mujeres, la pobreza y la discriminación a través de una labor arriesgada y generosa"
Caddy Adzuba. Imagen tomada de la Fundación Príncipe de Asturias. 

¿Como? ¿No sabéis quien es Caddy Adzuba? (seamos sinceros, yo tampoco lo sabia). Vamos a conocerla.

Caddy nació en la República Democrática de Congo en 1981. Licenciada en Derecho por la Universidad de Bukavu, desde 2002 ejerce como periodista trabajando para Radio Okapi, emisora de la misión de Naciones Unidas en su país

Se unió hace tiempo al proyecto  "Un altavoz para el silencio". Ha participado en la película cortometraje "Porquoi" de la periodista Barbara Allende. Ha recibido diversos premios internacionales (Premio Internacional de periodismo Julio Anguita Parrado, Premio Internacional Libertad de prensa, Mujeres Periodistas del Club de las 25)

En 2013 ya denunciaba que la violencia sexual en Congo se utilizaba como arma de guerra. Amenazada de muerte en diversas ocasiones, desde su trabajo ha denunciado las violaciones de derechos humanos, en concretos las torturas y violaciones que sufren las mujeres de su país.

Caddy es la única mujer de los premios de la Fundación Príncipe de Asturias 2014

Es una alegría que haya recibido este premio no solo por ser lo que es sino por su trabajo.

Mujer africana, periodista que denuncia la injusticia y no se acobarda ante las dificultades de un trabajo tan peligroso como necesario.

Sin denuncia no conoceríamos los conflictos que existen en el mundo.

viernes, 22 de agosto de 2014

283. Ébola, economía y malaria

Frontera Túnez - Libia, huyendo del conflicto libio. Marzo 2011
Cada vez son más las voces que están poniendo el énfasis en el enorme impacto económico que va a tener el virus ébola en la economía de los países africanos (afectados o no).

Aparecen multitud de artículos que alertan que independientemente de los 1.350 fallecidos a fecha de hoy, el cierre de fronteras afecta al tráfico de mercancías y productos provocando pérdidas millonarias.

Aumentan los gastos de salud, en especial la compra de productos farmacéuticos, se transmite la idea que invertir en estos países es peligroso (por no hablar de la caída en picado de ingresos por turismo) se incrementan los gastos militares para el cierre de fronteras....


Liberia, uno de los países más afectados ha impuesto el toque de queda entre las 21:00 h. y las 06:00 h. (y el cierre de todos los centros de ocio).

Paradójicamente, los centros sanitarios de Sierra Leona se vacían por miedo al contagio, el personal sanitario no va a trabajar por el riesgo que supone trabajar en según que condiciones e incluso países tan lejanos como Kenia o Sudáfrica a miles de kilómetros anuncian cancelaciones hoteleras (maldita visión que considera a África como un solo país).


Movimientos de animales en Túnez. Marzo 2011
En paralelo ha aparecido otro debate: la comparación que esta epidemia tiene con una enfermedad endémica del continente,  la malaria.

Unas cuantas tribunas se hacen eco que mientras el ébola puede afectar a viajeros ocasionales o incluso algún caso podría llegar a Europa con riesgo de tranmisión, la malaria (con profilaxis diseñada para turistas puntuales) hace décadas que provoca miles de muertes con un impacto económico y humano muchísimo mayor.

Un enfermo de malaria en Europa nunca contagiará a nadie (el elemento transmisor de la malaria es un mosquito)


Mientras algunas farmacéuticas se aprestan a preparar tratamientos para occidentales ocasionalmente afectados por el ébola, miles de africanos mueren por malaria "en silencio".

Ambas enfermedades son terribles pero el impacto mediático de una está oscureciendo a la otra.




viernes, 8 de agosto de 2014

282. Cumbre africana en Estados Unidos

Mayahí, Níger. 2008
Las noticias sobre el ébola están eclipsando la cumbre africana que acaba de finalizar estos días en Estados Unidos.

De lunes a jueves, 35 jefes de estado africanos se han reunido en Washington. Afortunadamente ha faltado algún dictador como Robert Mugabe (Zimbaue) u Omar al Bashir (Sudan).

A Chema Caballero (Blog Africa no es un país) le llama la atención que estas ausencias no hayan provocado el revuelo político que provocaron en la cumbre África - Unión Europea de abril en Bruselas. Un dictador como Theodoro Obiang (Guinea Ecuatorial) o el presidente de Rwanda, Paul Kagame no han tenido ningún problema (ni reparo) en asistir a la cumbre americana .

Maradí. Níger 2008
El objetivo de la cumbre era mejorar los lazos económicos entre los países africanos y Estados Unidos.

Recordando las cumbres con China o la Unión Europea, el mundo occidental sigue viendo a África como un solo bloque unitario y lo trata como tal.

 La región está experimentando un crecimiento económico espectacular y Estados Unidos ha disminuido su presencia comercial en el continente (reducción que ha sido aprovechada por China para posicionarse), de ahí la cumbre para corregir la situación. Para tener un presidente que ha visitado 3 veces el continente,  de origen africano (el padre de Obama era keniata) es difícil de entender esta falta de interés de la potencia americana

El modelo chino ha llevado negocio, dinero e infraestructuras a África (las circunvalaciones de  Dakar o Bamako son dos modelos claros de crecimiento con cemento chino) pero no hay un traspaso tecnológico (más allá de la venta de productos) o una utilización de mano de obra  local, africana (es sorprendente ver obreros chinos trabajando en una obra).

Aunque no ha habido encuentros bilaterales, Estados Unidos está dispuesto a recuperar el tren perdido y tiene varios programas encima de la mesa: el Mandela Washington Fellowship for Young African leaders (creada en 2010, el nombre es indicativo), la Power Africa Initiative (2013, para fomentar el crecimiento económico) o la inversión de 2.000 millones de dolares de General Electric para implantar electricidad en el continente.

El ébola y la lucha contra la corrupción y Boko Haran también han estado presentes.

Esperemos que la cumbre haya sido provechosa para los ciudadanos de esos países (y no solo para sus líderes).


jueves, 17 de julio de 2014

281. Turismo en África

Malawi. A orillas del lago de mayor biodiversidad del mundo
“Me encanta viajar, he estado por todo el mundo… menos en África. Bueno, en Marruecos y Egipto sí que he estado”.

Si hacemos una pequeña encuesta entre amigos y familiares seguro que nos encontramos con esta frase. La seguridad, el coste de los paquetes turísticos, la falta del boca-oreja que nos descubra un destino hace que no consideremos el continente africano como posible destino de vacaciones pero... 

... si alguien dice que la barrera es el idioma, falsa percepción porque la mayoría de la población de casi todos los países africanos habla fluidamente francés y/o inglés (cosa que no sucede en muchas partes de Asia). 

Sobre la distancia, es más corto ir a Kenia o Senegal que a Vietnam o Australia, con la ventaja que apenas hay ni jet lag ni diferencia horaria.

En el continente africano encontramos muchos destinos con infraestructuras que no tienen nada que envidiar a Peru, India, Brasil o Filipinas.

Un visitante del Masai Mara, Kenia
Es cierto que los packs de las agencias de viaje tipo “te lo doy todo hecho” suelen ser más caros, pero los billetes de avión ida-vuelta son similares a viajar al Caribe por ejemplo.

Al igual que en muchos destinos, con un solo “salto” a Paris, Londres, Roma o Frankfurt nos podemos plantar en casi todas las capitales africanas. A partir de ahí encontraremos los mismos estándares de calidad-precio que en otras partes del globo.

¿Dónde ir? Depende de lo que busquemos. Historia, ciudades centenarias que nos evoquen un pasado diferente, riqueza étnica: Etiopia, Senegal, Mali.

Naturaleza, animales, parques naturales: Kenia, Uganda, Tanzania, Malawi.

Un punto exótico sin renunciar a comodidades: Namibia, Sudafrica, Swazilandia, Zanzibar.

Desierto, aventura, camellos, tribus: Túnez, Mauritania.

En el lago Nakuru, Kenia
Reconozco que he caído en todos los tópicos porque esos países tienen eso y mucho más pero es para que nos hagamos una idea.

En todos esos sitios (Mali sería la excepción) encontramos un país sin grandes sobresaltos ni conflictos, donde el turista, rico o pobre es bien recibido y con hoteles de alta calidad.

Sí, la amenaza terrorista (Kenia es un triste ejemplo este año o el año pasado en el centro comercial)
está ahí pero disturbios y problemas nos lo podremos encontrar en Thailandia o Brasil sin ir más lejos.



Quizá es un poco tarde para pensarlo en julio pero el año que viene…

sábado, 5 de julio de 2014

280. Ébola en África


Guinea 2009
¿Que es el ébola? (la primera es fácil): un virus
¿De donde viene el nombre?  Del río Ébola, en la República Democrática de Congo
¿Cuando fue identificado por primera vez? En 1976
¿Como se transmite? Por contacto con fluidos contaminados como orina, sangre, sudor

¿Que provoca? Fiebres, dolores musculares, erupciones y hemorragias

¿Cual es la tasa de mortalidad de los infectados? Altísima, entre el 85 % y el 90 %

¿Es un virus único o tiene otras cepas? Aparte de la cepa "Zaire" (actual RDC) está la cepa Sudan, Reston, Tai Forest, Bundibugyo....

¿Existe cura , vacuna o tratamiento específico? A fecha de hoy, no.

Toda esta introducción para hablar de la actual epidemia iniciada en febrero 2014 que azota algunos países del África Occidental y que ha provocado cierre de fronteras y activación de protocolos de emergencia.
Carne a la venta en Guinea. 2009

La OMS (http://www.who.int/csr/don
/2014_04_14_ebola/es) ya ha publicado que se han producido más de 500 muertes en 2014, la mayoría en Guinea, Sierra Leona y Liberia.

Médicos sin Fronteras afirma que la actual epidemia no tiene precedentes en cuando a víctimas y propagación geográfica.

Debido a que los síntomas iniciales pueden corresponder al ébola o a otra enfermedad como la malaria, los afectados tardan en ir a los centros de salud, facilitando la propagación.

La exposición a cadáveres infectados (algo bastante frecuente en los funerales de muchos países) no ayuda.

Transporte de camellos en Mauritania, 2014
El estigma de los que han sufrido la perdida de un familiar por ébola hace que los posibles infectados escondan que sufran la enfermedad... facilitando su propagación. El número de fallecidos y de infectados no para de aumentar, los países afectados se ven impotentes para frenar la enfermedad y los países vecinos frenan fronteras y establecen controles estrictos que también ralentizan la economía y el tráfico de personas o mercancías

¿Que podemos hacer? No podemos ignorar el problema, tenemos que estar informados de lo que está pasando, si conocemos a políticos o a autoridades tenemos que insistirles para que averigüen que se está haciendo para  frenar esta enfermedad, presionarles para que hagan algo, apoyar a las organizaciones que trabajan para frenar la epidemia

viernes, 20 de junio de 2014

279. Bethel

No es un lago: es la carretera que lleva a Bethel
Dejamos Komba y llegamos a Bethel, a apenas 15 kilómetros de distancia pero casi una hora y media en coche.

Aquí vemos menos cabañas de refugiados pero la vista es engañosa y es difícil adivinar una cifra. Nos sentamos en un par de sillas y delante nuestro en un humilde banco de madera un pequeño comité de bienvenida de refugiados.

Los más ancianos del lugar, se turnan en el uso de la palabra. Philippe Abijo, Dombage Gaçon y Vincent.

Lo primero ¿que tal estan?

Caras serias, largas. Nos empiezan a contar que llevan desde Abril y todavía están adaptándose al nuevo lugar de acogida. No difiere mucho de su ciudad de origen que queda a un par de decenas de kilómetros, pero en la República Centro africana.

"Hemos ido llegando en grupo, aisladamente, un par de familias... "

Philippe nos cuenta: "un día llegaron al pueblo los hombres armados (no preguntamos si eran Anti balaka o restos de Seleka, realmente, no nos importa saber quienes eran si no la reacción que provocaron).
Cabaña en Bethel
Habíamos oído que estaban cerca pero no habían llegado hasta nuestra aldea. En cuanto llegaron, al día siguiente toda la aldea cogió sus bártulos y se fue". ¿Toda la aldea? "Toda".

Imaginaros ahora un pueblecito tranquilo, con varios centenares de casas que presa del pánico pone pies en polvorosa con los puesto.

¿Que hacéis durante el día? "No hay mucho que hacer. Algunos han perdido permiso a los habitantes de este pueblo para que nos dejen trabajar la tierra y han accedido. Otros hacen pequeños trabajos pero la gran mayoría no hacemos nada, esperando que las cosas se calmen o que alguien nos ayude". Pero todo indica que ninguna de estas dos situaciones se van a producir.

De izquierda a dcha. con Camara, Celestine, Sidiki e Ibrahim
"Hay poca agua en el pozo y ademas es de poca calidad, no nos gusta... pero no hay otra".

Nos damos un breve paseo por Bethel y nos enseñan las cabañas que se han construido. Parcidas a las de Komba, muy rudimentarias con paja, maderas, plásticos que han encontrado.

De nuevo baile de cifras y no nos queda claro que los 3.700 refugiados que dicen que son estén ahí. Aunque las cifras se hayan hinchado un poco, no son despreciables.

Volvemos a Moissala, y de regreso a Ndjamena.


Una visita interesante en lo personal, algo cansada pero muy dura en el aspecto humanitario en lo humanitario.


Venir de una crisis olvidada es como volver de un incendio en el que nadie ha llamado a los bomberos.


sábado, 14 de junio de 2014

278. Komba, frontera con República Centroafricana


Estamos en Komba, una pequeñísima aldea del sur del Chad. Si cogéis el mapa es uno de los puntos más al sur del país. Para llegar aquí hemos llegado en avión a Sahr (a la derecha), de ahí por carretera (asfaltada) a Koumra y de ahí, pista forestal para dormir en Moissala (4 horas de carretera). Al día siguiente,  prontito, bajamos por pista forestal hasta Yamodo y de ahí hasta la esquina más alejada por camino (otras tres horas). 

Sur de Chad
Es decir si hacéis un triángulo invertido tomando Gore y Yamodo en dos vértices, Komba, en la frontera sería el tercer vértice (no viene en el mapa). Como sois buenos logistas os tenéis que situar para saber donde estáis trabajando. 

Ya estamos en Komba .Habíamos hablado con su "chef de village" en Febrero de este año, (post 272, http://africaencolores.blogspot.com/2014/02/272-entrevista-con-el-chef-de-village.html ) y ya nos había dicho que en su ciudad había 2.000 refugiados. ¿ Cuantos habrá ahora? Como hoy no le hemos encontrado, hablamos con Ngaba Crepe refugiado centro africano, portavoz de los refugiados de Komba.

"Hemos registrado a 805 hogares, unas 4.700 personas. Algunas, viendo que no era fácil conseguir ayuda aquí se han ido alejando del pueblo pero la gran mayoría está acampada en los alrededores de Komba"


Pista forestal- camino, antes de llegar a Komba
Le preguntamos a Ngaba por las condiciones en las que se encuentra la gente o si han recibido ayuda. "La gente ha construido sus chozas de manera muy rudimentaria. Paja, madera, barro.... difícilmente aguantarán toda la sesión de lluvias que ahora empieza. No, no hay casi ninguna ONG en la zona. Algunas agencias de Naciones Unidas nos han visitado pero los únicos que han hecho algo son Médicos sin fronteras (que en el momento en que hablamos con Ngaba tiene una clínica-punto de salud móvil en el pueblo, clínica que se va desplazando de aldea a aldea y un programa de lucha contra el paludismo en la zona) y Oxfam Intermon (que ha distribuido filtros de agua, ha construido 5 pozos en la zona, ha hecho promoción de la higiene y planea hacer una distribución de cupones alimentarios con arroz, aceite, sorgo, niebe (un tipo de legumbre) y azúcar, provisiones para dos meses)"

¿Como es que Ngaba conoce tan bien el mundo de las ONG y quien ayuda y quien no? Ah, en la República Centro africana ha trabajado como Logista para una ONG y por eso actúa de portavoz. Los refugiados están agradecidos a la población de Komba pero son conscientes que necesitan más ayuda. 


Construcciones de refugiados a la entrada de Komba
Antes de dejar Komba hablamos con el equipo de salud de MSF Francia que está en plena faena haciendo curas. Nos alertan del aumento espectacular de casos de malnutrición infantil. El resto de enfermedades se pueden controlar pero no hay ningún servicio sanitario a varias horas de distancia


Intercambiamos información y contactos con el equipo de MSF y quedamos en ir actualizando nuestro conocimiento de la zona ya que para poder llevar a cabo un programa humanitario necesitamos ajustar al máximo la cifra de población a la que vamos a atender. En cualquier caso, las cifras de refugiados en la zona han aumentado muchísimo en los últimos meses (en Komba, concretamente, de 2.000 a 4.700)


Siguiente aldea, casi dos horas en ruta, Bethel. 


domingo, 8 de junio de 2014

277. Huyendo de la violencia

Unas lineas desde el Chad, país fronterizo con la República Centro africana que sigue en crisis y envuelta en conflictos (y van camino de los dos años).

Ndjamena, capital de Chad. 2014
El mundial, la abdicación del rey, Ucrania, las elecciones europeas... demasiados focos informativos para dar cobertura a una crisis constante.

Es difícil saber el número de refugiados y retornados que huyen pero las condiciones en el que lo hacen son terribles. Siguen los combates entre las milicias cristinas  anti balaka y las milicias musulmanas. Un ataque a una iglesia de Bangui provocó hace unos días varias decenas de muertos y desaparecidos.

A estas guerras de religión se suman otros elementos como la lucha por el poder, étnias, económía... La información llega con cuenta gotas y más después del asesinato de una periodista francesa hace unas semanas en el norte del país.

Oficialmente, una visita del presidente de Chad, Deby, a la zona provocó un cierre oficial de las fronteras, pero no hay nada que detenga el flujo de gente que huye del conflicto.

A pesar de la falta de presupuesto casi todos los trabajadores humanitarios de la zona son conscientes que estamos ante una gran catástrofe humanitaria. Se envían materiales y se inician proyectos. Pocos para dar una respuesta eficaz a toda la población.
Es otra batalla en paralelo, más motivante y a la que hay que apuntarse.

Mañana, inshallah, tendré ocasión de viajar al sur y tener más detalles de la situación de los que huyen de la violencia.

miércoles, 14 de mayo de 2014

276. Otras noticias desde Nigeria

Calles en Abuja. Nigeria. Septiembre 2013

El pasado 6 de abril (no es casualidad que ahora esté tomando relevancia), Nigeria publicó una actualización de sus datos del PIB, desfasados desde 2013. El resultado, espectacular, pasó desapercibido. La economía nigeriana (que no nigerina, de Níger) pasó de los 256.000 millones de euros a 371.000 millones. De la noche a la mañana Nigeria se convirtió en el país más rico de África, superando a África del sur.

¿De donde sale el dinero? Del petroleo, del comercio de internet y también, como no,  de Nollybood la industria del cine tal como comentábamos en este mismo blog en el lejano mes de enero de 2009 hablando de "African magic" (http://africaencolores.blogspot.com.es/2009/01/78-african-magic.html).

Indudablemente buenas noticias para el país más poblado de África, 170 millones de personas. Si consideramos que "más da el duro que el desnudo", mejor que la economía nigeriana vaya viento en popa que sea deficitaria.

Pero ahora vamos a la trampa de los números: toda esa riqueza no evita que el 64 % de su población viva con menos de 1 dolar al día. Por continuar con la comparación con Sudáfrica: la renta media por habitante en Sudáfrica (2012) es de 7.300 euros y en Nigeria, 2.500 (2014).

¿A donde  va el dinero? La gran parte se reinvierte en la industria del petroleo y desde mayo del año pasado, en el conflicto que tiene abierto en el norte contra Boko Haram y en el delta contra los grupos terroristas que atacan precisamente las instalaciones petrolíferas.
Mezquita en Abuja. Nigeria. Septiembre 2013

Como complemento negativo, y posiblemente como gran problema que impide que la riqueza llegue a sus ciudadanos, Nigeria es uno de los países más corruptos del mundo (posición 144 sobre 175)

http://www.datosmacro.com/estado/indice-percepcion-corrupcion

Es evidente que los actuales indicadores económicos no son válidos para mostrar el nivel de desarrollo de una sociedad porque ¿que más le da a la inmensa mayoría de los habitantes de Nigeria que su país sea el número uno si la gran mayoría de sus habitantes vive en la pobreza?

El drama de las niñas secuestradas y toda esa solidariad internacional no se ha traducido en una clamor contra el gobierno nigeriano que debería justificar como se ha podido llegar a ese acción tan terrible. Y lo malo es que ese grito no habría que haberlo lanzado ahora sino hace meses, cuando ya se estaban produciendo las matanzas, como en septiembre de 2013, cuando 50 universitarios nigerianos murieron asesinados por Boko Haram y su repercusión mediática fue mínima

Más detalle en:

http://www.diariovasco.com/internacional/africa/201405/11/nigeria-doble-cara-gigante-20140510232631-rc.html
http://economia.elpais.com/economia/2014/04/25/actualidad/1398440204_399270.html

miércoles, 7 de mayo de 2014

275. Porque escribo sobre África

Una líneas-comentarios sobre la charla a la que asistí ayer en el Ateneo de Barcelona y cuyo titulo: “Escribir sobre África, el deber de la libertad” era clarificador (y motivante).

El antropólogo Lluis Mallart, entre otras ideas lanzaba: “ En realidad cuando escribimos, escribimos para nosotros mismos. La paradoja es que lo escribimos sobre un lugar donde la tradición oral es muy fuerte y donde transcribir al papel leyendas y cuentos africanos podría ser visto en esas sociedades como una forma de colonialismo”.

Las opiniones más impactantes vinieron de la mano del periodista Nicolás Valle. Escuchémosle:

 “Llegue a África huyendo de un desamor. Empecé en Jordánia, llegué El Cairo, y de ahí al sur de Egipto para llegar a Sudan, a varios países del centro del continente y llegar a Angola.

Huyendo, huyendo, huyendo hasta que un día tras varios meses en Kigali, hablando con la gente, yendo al mercado, sintiéndome querido pensé en quedarme en África para siempre. Un  25 de diciembre, mi cumpleaños, pillé la malaria y al final tuve que volver”.


Una historia personal muy interesante. Pero aún no ha contestado porque escribe sobre África.
Maestra escuela en Thawe. Kasungu. Malawi

“África me permite desvelar verdades. Abrir un cajón y descubrir cosas.  Me gusta escribir sobre África porque es como descubrir un criminal. Se ha producido un crimen y tengo que resolverlo. Y el crimen es hablar de África a base de tópicos: de un lugar políticamente frágil, como de un menor de edad, un lugar víctima de la violencia.

¿Quiénes somos nosotros, los europeos, con dos guerras mundiales, un holocausto, millones de muertos, los legitimados para hablar de violencia? La violencia en África es idéntica a la europea y su diferencia es que nosotros matamos con miras telescópicas y aviones no tripulados, y ellos, con lo que tienen a mano, piedras y machetes.

Como todos los enamorados, no veo los defectos de la persona enamorada, solo sus virtudes.

No se habla de la lucha contra el Sida y de cómo está saliendo adelante, del papel de las mujeres, de que en el 99 % de las veces no es un enfermero blanco el que cura a un negro sino un enfermero negro curando a un negro.”

Dos maestros en una escuela en construcción
Suscribo plenamente las palabras de Nicolás. Incluso en días tan nefastos como  estos en los que se nos pone de relieve el drama que sufre Nigeria (drama del que hace meses que estamos hablando con poco o ningún impacto mediático),

Este y otros días nos olvidamos que la gran mayoría de los africanos viven en paz y construyendo su futuro.

Anna Moya nos habló de su libro Cafe Zoo, situado en Namibia y de la importancia de escribir una historia que merece ser escrita. 

Hay un secreto y ya no se puede mantener oculto: hay que contarlo y ahí el continente está lleno de historias que merecen ser contadas.

Escribir sobre África es un gran misterio.


domingo, 6 de abril de 2014

274. Entrevista con Yavile Abdoulai

Yabile (a la izquierda) con su nieto y la mujer del alcalde
Estamos en el pequeñísimo pueblo (village) de Wouro Sabbar, en la región de Gorgol, Mauritania. En realidad, llamar pueblo a la decena de casas que pueblan estos alrededores es ser muy generoso. Son las 9 de la mañana y el sol ya aprieta fuerte.

Hace más de una hora que hemos dejado la gran ciudad de Kaedi, capital de la región. Después de dejar la ruta principal, carreteamos por una pista de tierra, seguimos campo a través y recorremos los últimos metros a pie para llegar, en medio de la sequedad reinante a un pequeño oasis: un huerto cerca de un río, una plantación de cebollas, legumbres  y otros cultivos que parece fuera de lugar al lado de tanta sequedad.

Nos encontramos con Yavile Abdoulai, una mujer de mediana edad que está trabajando el huerto junto su nieto y a la mujer del "Chef de village".

Africa en colores: Yabile, ¿como va la vida?
Yavile Abdoulai: Todo bien, Ahamdulila (Gracias a Dios)
AeC: Cuéntanos ¿A quien pertenece esta huerta?
A unos metros de la huerta, este es el panorama
Y.A.: La gestionamos una cooperativa de 42 mujeres. Todas por igual. Lo que produce la huerta se distribuye entre todas.
AeC: ¿Que estáis recogiendo actualmente?
Y.A.: Es la época de recoger la cebolla, entre otras cosas

AeC: ¿Cuanto produce la huerta?
Y.A.: Poco, pero no nos podemos quejar, aproximádamente unos 6 sacos
(hacemos un cálculo rápido: cada saco debe tener unos 20 kilos de cebollas, a 200 oguiyas, moneda mauritana,  eso hacen 24.000 MR, es decir menos de 60 euros de cosecha, una cantidad casi ridícula a ojos occidentales pero considerable para una economía de pequeñísima escala.)
AeC: ¿Solo?
Y.A.: En realidad lo que da dinero es la venta de la hoja de la cebolla: se hacen unas bolas que se venden para que la gente haga una especie de harina. Cada bola puede llegar a venderse por hasta 20 oguiyas, haciendo que se consiga más dinero que por la cebolla en sí.
AeC: Menos mal. Pero... una pena que solo se recoja cebollas una vez al año .
El agua de esta fuente llega gracias al bombeo con placas solares
Y.A.: Cierto pero tras la cebolla vienen otras legumbres como el "niébé" (una especie de frijol rojo). Siempre trabajando.

AeC: Veo que hay un agua para regar ¿como la conseguís?
Y.A.: Oxfam (Oxfam Intermon) nos ayudó a diseñar el huerto, nos facilitó el material, nos orientó sobre que cultivar, nos sigue asesorando actualmente y nos dio un generador que bombea el agua del río hasta aquí.

AeC: Tenéis que conseguir gasolina para el carburante del generador...
Hojas de cebolla

Y.A.: Sí, estamos pensando en un sistema de placas solares, porque la gasolina es muy difícil de conseguir aquí (los motores suelen ser de gasoil, pero el generador necesita gasolina).

Dejamos a Yavile con su amiga mientras el calor sigue apretando. El panorama a los alrededores de esta pequeña cooperativa es casi desértico. Los animales se refugian como pueden del sol. Como sabiamente dice Baragui, nuestro conductor "si ves a una vaca buscando sombra es que verdaderamente, hace calor".

Vivir aquí es duro y buscar administrar el agua es casi una obsesión para los habitantes de la zona.

La torre de agua recibe suministro de un pozo bombeado por placas




La energía solar facilita el bombeo. No es potente pero sí constante


Bombeo de agua de río con generador 




miércoles, 2 de abril de 2014

273. Desde Mauritania

Mezquita en Nouakchott. Marzo 2014
Unas lineas desde el Sahel, esa franja de terreno que atraviesa África de Este a Oeste y donde las lluvias son poco frecuentes.

Concretamente, desde Nouakchott, capital de Mauritania un país que sale poco en los medios de comunicación (casi parece una buena noticia).

Estuve por aquí en 2011 y parece que pocas cosas han cambiado. El país es grande y poco poblado: coged la población de Madrid, unos 3 millones de personas y distribuidlos entre Francia y España y os podréis hacer una idea de lo vacío que está Mauritania.

Su capital ha crecido en los últimos años y todo el mundo se sorprende de la fiebre constructora, pero a parte de ese movimiento puntual Mauritania sigue siendo un país como sus hermanos vecinos, Mali, Níger, si no fuese por dos detalles importantes: la república islámica de Mauritania es bastante más religiosa (no se puede comprar alcohol, ni siquiera en los hoteles destinados a occidentales) y bastante militarizada (los golpes de estado de 2005 y 2008 hicieron mella en la estructura del país).
Mercado del pescado. Nouakchott. Marzo 2014


Otro punto diferenciador y desgraciadamente, negativo es la distinción de clases entre los llamados "moros blancos"y los "moros negros".

Racismo e indiferencia entre estos dos grupos sorprenden en un país que podría vivir en paz si olvidase sus diferencias cromáticas.

Mauritania ha vivido castigada por sequías regulares y hasta 2012 por la presencia y acciones de Al Quaeda. El hecho que últimamente sus acciones se hayan espaciados no quiere decir que el movimiento se haya disuelto.

De momento, tras casi una semana por aquí, todo bien. La comida es magnífica, por precios irrisorios encuentra uno gambas, calamares, pescados diversos con gran sabor. Matizo: precios irrisorios para el que se los pueda pagar, como siempre.

Mañana partimos a Kaedi, en el sur, tocando frontera con Senegal, donde parece que el calor aprieta y la escasez de agua es más evidente y dramática.
Playa Nouakchott. Marzo 2014

viernes, 14 de febrero de 2014

272. Entrevista con el chef de village de Komba

Entrevista en Moundou con el alcalde de Komba, una pequeña aldea tocando a la frontera Chad-República Centro Africana

Africa en colores : Monsieur Chef de village, ¿Cómo está ? ¿que tal la salud ? ¿la familia ? ¿el calor?
Chef de village:  Todo bien, Ahamdulilla (Gracias a Dios).
Desplazados de RCA en Gore, cerca del hospital
AeC: ¿Dónde está Komba?
CdV: Komba está en la frontera. Es un grupo de casas alrededor de un pozo. Somos unas 1.800 personas. Siempre hemos vivido tranquilos allí.

AeC:  ¿Cómo le está afectando a Komba la llegada de desplazados de la República Centroafricana?
CdV: Uf… complicado. Ayer llegó una nueva remesa de desplazados. 200 personas más que se suman a los que ya habían llegado durante todo el mes de enero.
AeC: ¿Cuánto hace el acumulado de desplazados?

CdV: Unas 2.100 personas.
AeC: Es decir, que en un mes la población de Komba ha pasado de 1.800 a casi 4.000?
CdV: Exacto.

AeC: ¿Cómo ha vivido este cambio la gente de Komba?
Gore. Febrero 2014
CdV: Es duro. Solo tenemos un pozo para todo el pueblo. Normalmente ya hay que hacer cola para tomar agua. Ahora la espera es mayor. Lo mismo para la comida. No sobraba antes de la crisis y ahora escasea todavía más.

AeC: ¿Qué piensa la gente de los retornados?
CdV: Son nuestros hermanos, tienen problemas al otro lado de la frontera, hay mucha violencia.

AeC: ….pero….
CdV: Claro, imagino que todo tiene un límite, cuando se acabe la comida o se seque el pozo no se que vamos a hacer. En algunos pueblos, llegan los camiones de Naciones Unidas (en realidad son de IOM, la Oficina Internacional de las Migraciones) y se llevan a la gente a otros pueblos como Doba o el campo de Sahr.

AeC: ¿Es una buena solución?
CdV: No. La gente está mezclada, refugiados (es decir, nacionales de la RCA) y retornados (Chadianos que vivían en la RCA y que ya han perdido sus vínculos con Chad). De los retornados, el UNHCR (ACNUR), no quiere responsabilizarse (también hay que decir que no es su mandato), solo de los refugiados pero a fin de cuentas todos son personas.

AeC: ¿Cuál es la solución?
CdV: La solución es que se acabe la violencia en la RCA. Así todo volvería a la normalidad.


Dejamos al Chef de village de Komba y seguimos nuestro viaje de regreso a Sahr para viajar al centro del país.

Desplazados junto a la prefectura de Gore
En Gore, tocando la frontera hemos visto una situación parecida a la mencionada por el Chef de village: los desplazados habían “ocupado” un hospital y se habían instalado en el recinto.

Lo mismo sucede al lado de la prefectura. Se van creando islas de gente que acampa como puede, tal como podéis ver en las fotografías. Si la situación continua así no solo se degradarán las condiciones de vida de los recién llegados y de la población que los acoge: la seguridad será una cuestión a tener en cuenta y se pueden empezar a generar brotes de violencia contra los recién llegados.


lunes, 10 de febrero de 2014

271. Campo de desplazados de Sahr

Sahr 
Primera semana en Chad. Concretamente de lunes a jueves en el Sur. Contexto interesante, difícil, complejo y humanitariamente preocupante. Llegamos a Sahr, segunda capital económica de  Chad. 

Después de realizar algunas compras para las actividades que Oxfam Intermon está desarrollando en el sur, visitamos el campo de desplazados de Doyaba, a 7 km. de distancia. 

Dentro del campo hay refugiados de la República Centroafricana que huyen de la violencia y retornados chadianos que vivían ahí desde hace años y que no tienen casi vínculos con su país de origen, Chad.

El campo tiene una “antigüedad” de dos meses. Es difícil precisar la cifra, pero la Cruz Roja Chadiana habla de unas 13.500 personas. 

Tienda de desplazados en el campo de Doyaba - Sahr
Lo primero que llama la atención es la fila de letrinas que rodean el campo, claramente insuficientes para semejante población: 32.  Si por la mañana os quejáis que el baño está ocupado, imaginaros que tenéis 422 personas por delante, porque esa es la proporción para cada letrina.  

La defecación al aire libre es la respuesta natural a esta situación con lo que implica: contaminación de acuíferos, riesgo de enfermedades.

Las tiendas en el campo están en línea y orden, buena distancia entre ellas pero no sabemos cuanta gente vive en cada tienda.  

En la parte superior derecha está el pozo donde la gente hace cola 

Los pozos/fuentes que encontramos son también claramente insuficientes, siete. La gente hace largas colas para aprovisionarse de agua con las cacerolas y bidones que encuentra. 

El agua se estanca y se mezcla con la basura que nadie recoge.
Hablamos con los pocos actores humanitarios que encontramos en el campo. Faltan todo tipo de programas y actividades. El tratamiento de la nutrición infantil es inexistente. 

No hay programas de protección para las familias o mujeres. Los servicios de salud están saturados en el único consultorio que las autoridades chadianas han instalado en el campo.


El Programa Alimentario Mundial (WFP-PAM) ha hecho distribuciones de comida semanales (aceite, arroz, guisantes en lata). Pensad si vosotros mismos podrías pasar una semana con solo esos ingredientes.

Letrina en el campo de Sahr
Vemos a un grupo de niños con padres deslocalizados. Ese es otro drama. Durante las evacuaciones desde el norte o desde Bangui, muchos niños se separaron de sus familias y ahora el drama es conseguir la reunificación familiar.



En la siguiente entrega nos vamos todavía más al sur, cerca de la frontera. 

sábado, 1 de febrero de 2014

270. En Senegal, camino del 15

Unas lineas desde Dakar, donde llevo una semana en reunión de trabajo con nuestros colegas ingleses de Oxfam.

Dakar, ciudad
grande, populosa, ruidosa, llena de caos, gente, polución pero también de vida, color, música y ritmos que mezclan el África Saheliana con el África más bantú, unos cuantos miles de kilómetros más al sur.

Lejos queda el Dakar alterado de hace dos años cuando África en colores (post 211) se paseó por aquí el día de las elecciones tras varias semanas de altercados por el intento del presidente Wade de buscar el tercer mandato que la constitución no le autorizaba.


Desde hace varios años y gracias a la ingeniería (y mano de obra) china, la ciudad está atravesada por serpentinescas autopistas como la de la fotografía que seguro que hacen el tráfico más fluido pero que sin duda matan su humanidad. Progreso y orden para una ciudad de más de un millón y medio de personas  a cambio de parques y avenidas. Mal trueque.

Hoy, toque de queda. El combate de lucha entre Eumeu y Modou ha colapsado (en parte) la vida de la capital. Cuando ha finalizado (ha ganado la juventud (26 años, 105 kg) a la experiencia (35 años, 110 kg), explosión de jubilo descontrolado. La lucha senegalesa (cuyos ritos, pócimas paseos previos por el campo de lucha han llevado más de 20 minutos de calentamiento) es tremendamente popular por estos lares.
Para que os hagáis una idea recuerda un poco al sumo (derribarlo es victoria, echar al contricante del campo penaliza) pero mucho más violenta.

Y mañana (o casi, dentro de unas horas) camino a un país que todavía no se había asomado a las páginas de este blog: Chad. El país número 15 que visita, fisicamente, este blog. Todavía quedan unos cuantos dentro del continente africano, nos tendremos que poner las pilas

No, no es Barcelona, es un taxi en Dakar
Un país que vive entre vecinos completamente revolucionados. Al Sur, República Centro Africana. Al este, Nigeria. Al Oeste Sudan (no muy lejos queda Sudan del Sur) y al Norte, Libia (que tampoco es uno de los sitios más tranquilos del planeta.


Allá vamos durante tres semanas, con visitas programadas a varios puntos del país, incluyendo la frontera con la República Centro Africana, uno de los puntos donde se empiezan a acumular refugiados y desplazados que huyen del conflicto.

Semana que viene, en vivo desde Chad