viernes, 5 de junio de 2020

365. Coronavirus en Kenia


Hablo con mi amigo John. Un gusto comentar la jugada con él, siempre sonriendo, de buen humor, con ganas de hablar de la vida y de todo lo que haga falta.

John estaba trabajando para Oxfam en Kenia y ahí le pilló el confinamiento.

Keniata hasta la médula, está casado con una española y vive en Sant Pere de Ribes, al lado de Barcelona. 

Durante el confinamiento John ha estado en Nairobi y ni siquiera ha podido ir a ver a su familia en Kenia.
Así que ni al lado de los suyos en Barcelona, ni al lado de los suyos en Kenia. El trabajo y la confinamiento llegan a su fin y está previsto que John vuelva a Barcelona a finales de Junio.

Le pregunto que tal van las cosas por su país natal.

"Bien, creo que el gobierno no miente mucho cuando dicen que las cifras son bajas, unos 2.000 infectados y menos de 100 muertos".

¿Lleva la gente mascarilla por la calle? "Todo el mundo, es más, la policía te persigue y te multa si no la llevas"

"Juanjo, para que te hagas una idea: en mi pueblo la policía solía perseguir a los que hacían alcohol casero. Ahora solo se dedican a perseguir a los que no llevan mascarillas"

"Los test realizados a la población dicen que solo el 2 % de los keniatas han pasado el virus, pero si es así eso serían miles de personas. la realidad es que casi todos los que han dado positivos son asintomáticos"

La gente estaba preocupada al principio pero al cabo de dos meses parece que no nos va a pillar la pandemia como pensábamos."

En su tiempo libre, John gestiona una ONG que ha creado, a caballo entre Sant Pere y Katuk, a orillas del lago Victoria . Dignity.cat

"Al principio pensé en dedicarme a comprar mascarillas, pero me pareció arriesgado, una responsabilidad grande si no lo hacía bien, así que seguimos con los proyectos previsto: ayudar a la gente mayor, a los niños y a las familias vulnerables en Katuk". 

El mes pasado instalaron 40 puntos para lavarse las manos y otros tantos kilos de jabón para familias vulnerables.

"Aunque si siguen las multas", bromea "tendré que comprar mascarillas, la gente prefiere no pagar una multa que lavarse las manos".

Felicito a John por la iniciativa y le digo que tengo ganas de volverle a ver por aquí y comer juntos como hemos hecho alguna vez. Cada vez queda menos.

Asante Sana, John, muchas gracias

lunes, 23 de marzo de 2020

364. Final de la epidemia

La pesadilla llega a su fin. Casi dos años, 2.264 fallecidos, 3.444 casos.

El ébola ha golpeado a la Rep. Dem. del Congo con virulencia varias veces. La primera fue en la gran epidemia que afectó a decenas de países entre 2014 y 2016.

En esos años las noticias de la epidemia abrían todos nuestros telediarios y ocupaban las portadas de los periódicos, sobre todo cuando la enfermera Teresa Romero se contagio en octubre de 2014.

Tras dos años, poco a poco la enfermedad fue remitiendo a nivel mundial pero en 2018 se produjeron brotes en varios países africanos, especialmente en Congo. En esta ocasión el impacto mediático fue menor en Europa.

Hay que recordar que el ébola tiene una tasa de mortalidad mucho mayor que el COVID19.

Hoy, tras más de 21 días sin nuevos casos ya no hay casos de ébola en la República Democrática del Congo y de la gestión de la epidemia se han sacado muchas conclusiones de las que el país se va a beneficiar en la lucha contra el coronavirus.

En un país gigantesco, cinco veces España con mil problemas adicionales y un sistema sanitario deficiente la gente ha salido adelante y se ha erradicado una epidemia terrible.

Aunque ya ha llegado, el continente africano confía que el COVID19 no tenga el impacto que está teniendo en el resto del mundo.  En las próximas semanas veremos la evolución. 



domingo, 2 de febrero de 2020

363. Tres boxeadores

Tomando un zumo de mango natural en Nairobi, pregunto a varios colegas kenianos  por la situación en su país.

Formación en Nairobi. Enero 2020
"Uhm.. imagínate tres boxeadores que dentro de dos años van a saltar al ring.

La sombra de la corrupción planea en el combate, la pertenencia a una tribu u otra condiciona la lucha y lo que han hecho en el pasado marca las reglas de la batalla que tendrá lugar en 2022".

Los kenianos (y muchos africanos) son muy dados a utilizar figuras y metáforas, así que me dispongo a escuchar como son los boxeadores.

Boxeador 1: Uhuru Kenyatta. Actual presidente. Es el hijo del fundador de la patria. Acusado ante la Corte Penal Internacional  de la Haya (TPI) de crímenes de lesa humanidad. Ha ganado dos veces (las dos con polémica). No puede volver a presentarse a unas elecciones, y la lógica dice que debería apoyar a su segundo al cargo, William Ruto, pero..

Boxeador 2: El más veterano es Raila, el eterno perdedor. Perdió en 2002, en 2007, en 2012 contra Kenyatta  (perdió por poquísimo) y en 2017 también contra Kenyatta. La corte anuló esta última elección por fraude electoral pero Raila renunció volver a presentarse en la repetición. Es posible que en 2022 se presente con el apoyo de... Kenyatta. 

Boxeador 3:  William Ruto, actual primer ministro, siempre cerca del poder y a la sombra de Kenyatta. También acusado ante el TPI. Es el claro favorito, pero si Raila recibe el apoyo de Kenyatta, no estará tan clara su victoria. Casos de corrupción, escándalos...

¿Tiene algo que ver su pertenencia a una tribu con el resultado? ¡Claro! contestan mis amigos. Las tribus que siempre han estado en el poder son los Kikuyu (Kenyatta lo es) y Kalenji (Ruto pertenece a esta etnia). Quizá por eso Raila nunca ha ganado (es Luo). El que gana,  tradicionalmente favorece a los de su tribu.

 Con mi buen colega Francis Mutuku. Enero 2020
¿Es fácil reconocer quien pertenece a una tribu y quien a otra? Ahora cada vez menos, pero antes, por la ropa, el acento, las marcas que se hacen en la cara, colgantes... era bastante evidente .

Desde hace unos años la plataforma BBI (Building Bridges Initiatives) quiere denunciar la corrupción, las luchas tribales, crear una identidad nacional... todo fantástico sino fuese porque la impulsa Raila, quizá el menos corrupto de los tres pero que ha estado puntualmente en gobiernos de colación, a veces como primer ministro.

Kenyatta se ha sumado a la iniciativa  (oficialmente no puede presentarse a la reelección de 2020 pero si gana Raila le vendría bien) y Ruto está que trina, dice que apoyar la iniciativa BBI acabará con el país (ve peligrar su candidatura de 2020).

Es posible que algunas propuestas de la BBI se sometan a referéndum por lo que se verá si Raila tiene apoyos o no.

Los boxeadores esperan su momento.



sábado, 25 de enero de 2020

362. Democracia accionarial, una mala idea

Margaret Thatcher, una "gran" accionista
A punto de embarcar para Kenia (y después de varios meses sin publicar) se impone que la semana que viene haya una puesta al día del blog y una visita (virtual) a este país africano.

Pero antes de partir comentaros que he recibido un correo de Max Lawson (compartido a todos los colegas que trabajamos en Oxfam) con el título de este post.

Al parecer este concepto, democracia accionarial,  apareció en los años ochenta y era una de las ideas favoritas de Margareth Thatcher, primera ministra del Reino Unido. El concepto parecía simple: las empresas deberían concentrarse en dar el máximo beneficio a sus accionistas. Y a su vez, debería motivarse a la población a que comprase acciones de estas empresas para recibir dichos beneficios. Así todo el mundo obtendría beneficios. Que bien.

El problema aparece cuando se pusieron sobre la mesa datos complementarios a esta idea: el 10 % de los hogares recibían el 55 % de los beneficios accionariales y el 50 % de los hogares solo recibían el 14 %. Es decir, pocos hogares recibían mucho y muchos hogares recibían poco. Uhm... ya no parece tan buena idea si piensas a nivel global como sociedad.  La redistribución no se producía.

El mail de mi colega acaba con una reflexión sobre los 30 años de la caida del muro de Berlín.

Era fantástico que la libertad y la democracia hubiesen ganado a la tiranía soviética.

Pero en el marco de las celebraciones se recogieron numerosos testimonios de alemanes del Este que hablaba con nostalgia del régimen comunista, no porque prefiriesen no tener democracia sino porque anhelaban los tiempos en los que el trabajo estaba asegurado y había cierto comfort y seguridad.

¿Por que hay que elegir entre libertad/capitalismo o tiranía/trabajo seguro? ¿No hay un termino medio se pregunta Lawson?

Hay quien cree que la libertad de Uber o de las empresas de riders para fijar los salarios es equivalente a la tiranía de la policía secreta. O lo que es lo mismo: no hay tanta libertad cuando no puedes disfrutarla.





lunes, 21 de octubre de 2019

361. Ansu Fati, Mamadou Gassama, Howard Jackson

Es posible que de los tres nombres mencionados, solo hayáis reconocido a uno de ellos (el primero). ¿que tienen en común?

Los tres nacieron en el continente africano.
Ansi Fati celebrando un gol (Imagen captada en Twitter)

El primero en Guinea Bissau, el segundo en Mali y el tercero en Liberia. Los tres tienen algo más en común: han conseguido la nacionalidad de un país europeo de forma diferente.

Con 16 años, Ansu Fati es la nueva gran estrella del F.C.Barcelona.

Debido a que había vivido en Portugal existía la posibilidad que en el futuro se nacionalizase portugués por lo que el mes pasado y por procedimiento de urgencia el Consejo de Ministros le concedió la nacionalidad española para poder ser convocado con la selección nacional.
Nos alegramos por Ansu y le deseamos muchos éxitos.


Mamadou Gassama, imagen captada en Periodista Digital
De Mamadou Gassama ya hemos hablado en este blog  El "Spiderman de Mali" escaló un edificio a velocidad de vértigo para salvar a un niño que pendía de una mano en un balcón.

Al día siguiente fue recibido en el Eliseo por el presidente Macron y se le prometió la nacionalidad francesa.

Nos alegramos por Mamadou y le deseamos muchos éxitos.



Howard Jackson es alguien muy conocido para los sevillanos.
Howard Jackson, imagen captada en La Vanguardia
Es un liberiano que lleva 20 años vendiendo pañuelos en un semáforo de plaza de Armas de Sevilla y compaginando ese trabajo con sus estudios en la Universidad a distancia para conseguir la carrera de derecho.

Suele trabajar disfrazado y es muy conocido en la ciudad. Solicitó la nacionalidad española y la consiguió hace poco. Nos alegramos por Howard y le deseamos muchos éxitos.

Tres historias, tres personas que consiguen la nacionalidad de diversa forma.

Pero... ¿y las millones de personas que trabajan cada día (como Howard) durante años en nuestro país, que contribuyen con impuestos, pagando la seguridad social, generando riqueza, teniendo hijos que ayudarán a pagar futuras pensiones, que ofrecen servicios, trabajos, inteligencia y esfuerzo y cuya situación jurídica pende de un hilo?

¿Es necesario condenarlas a la incertidumbre?


¿Conseguir la nacionalidad española debería ser la carrera de obstáculos que es actualmente?

martes, 11 de junio de 2019

360. El buen Dios

Y siguiendo con el post anterior, os informo que he escrito una novela cuyo eje central es el genocidio de Ruanda. Se pone a la venta esta semana.

Publicar un libro con una editorial es un reto difícil, complicado, arriesgado pero ilusionante. Ediciones Wanafrica ha decidido arriesgarse en esta aventura.

No haré spoiler pero os doy un mínimo apunte: está basada en un relato vivencial de un superviviente del genocidio que me contó su historia hace un año.

Le conocí y me contó como sobrevivió al genocidio.

Siendo el genocidio una experiencia tan traumática pensaba que Jonás, nombre ficticio del protagonista, no querría recordar aquellos tiempos, pero no fue así y durante una semana me fue contando las mil peripecias que pasó y como estuvo a punto de perder la vida varias veces.

Decidí novelar su testimonio y me pareció que sería bueno compartir su vivencia para tener un punto de vista que a veces no se tiene en cuenta: el de los que sobrevivieron.

Hay libros sobre el genocidio más didácticos o ensayísticos debatiendo sobre el drama que ocurrió en Rwanda en 1994. Las razones y los datos siempre estarán ahí, pero los testimonios no se tienen que perder.

En breve estará en algunas librerías especializadas y en cualquier librería que venda libros "on line" (Amazon, Abacus....)

Si estáis en Barcelona o cerca, este miércoles es la presentación oficial. Espero que os guste. De momento, os pongo el inicio del mismo:

"Laura, te voy a contar como trabaja el buen Dios.

A veces no queda claro cómo va moviendo los hilos, pero fue Él quien eligió a mi hijo Briss para salvarnos.

Cuando el militarse quitó la gorra y le vimos el rostro, mi mujer dio un pequeño grito de sorpresa.
Pensé que o nos mataban a todos o estábamos salvados. Aquel día fue el primero de muchos días inciertos.

Fuera seguían los disparos y mi hijo se empeñaba en jugar con el militar sin saber que aquel juego podía salvarnos o condenarnos a una muerte segura. "

Para saber que más le pasó a Jonás.... habrá que leerlo.   :)


jueves, 6 de junio de 2019

359. El genocidio de Ruanda

El 6 de abril de 1994 fue un día terrible para la humanidad.

Bandera Rwanda
Alguien puede pensar que la humanidad ya debería estar curada a prueba de espantos, catástrofes y acontecimientos nefastos, pero ese día, Ruanda, África y
el mundo empezaron a vivir una pesadilla que duró (oficialmente) unos 100 días, pero cuyo impacto es y será eterno.

En ese período de tiempo una cantidad ingente de personas cuyo número  nunca sabremos con exactitud  (¿un millón? ¿800.000?)   murieron en el mayor genocidio de la historia de la humanidad en proporción al número de personas exterminadas y el tiempo de ejecución.

Miles de hutus mataron a cientos de miles de tutsis y miles de hutus murieron a manos de personas de su misma etnia acusados de colaboracionistas tutsis o a manos de tutsis que tomaron el poder en julio de ese año, 1994, solo tres meses desde el inicio de la barbarie.

El 6 de abril de 1994 los presidentes de Ruanda y Burundi murieron al ser derribado el avión que estaba a punto de aterrizar en Kigali. Fue el inicio de una matanza que solo paró cuando las tropas rebeldes tutsis conquistaron la capital de Ruanda.

Kasungu. Malawi
Se han escrito cientos de libros analizando porque esa explosión de odio provocó tantas muertes, de forma tan violenta y tan rápidamente.

Los acontecimientos históricos son difíciles de analizar y siempre se pueden hacer desde distintos puntos de vista.  (de las victimas, de los vencedores, de los perdedores, de los que llegaron al poder, hechos objetivos, subjetivos.... )

Todos son válidos, algunos más explicativos que otros.

La semana que viene os daré detalles de una novela que he escrito que analiza el genocidio desde la visión de un superviviente que sobrevivió durante esos tres meses en Ruanda.

En breve más detalles.


martes, 16 de abril de 2019

358. Buscando soluciones en RCA


"Los civiles no son un objetivo".  Reunión RCA. Fuente: Bioforce
Las buenas noticias no siempre aparecen en las noticias, en prime time abriendo los telediarios y repitiéndose una y otra vez. 

A veces se quedan en un breve y muchas veces... ni aparecen. Pero no por ello dejan de ser buenas noticias. Y si encima vienen del continente africano, todavía lo tienen más complicado. 

Y si encima vienen de República Centroafricana.... vamos … entonces es un milagro que se cuelen en nuestras vidas. 

El instituto Bioforce basado en Lyon lleva décadas formando profesionales humanitarios que luego trabajarán para las ONG humanitarias que trabajan en terreno en primera línea. 

Muy popular en Francia, gran parte de los cooperantes de nacionalidad francesa han pasado por sus aulas para formarse en logística, finanzas, recursos humanos, salud, comunicación… desde hace años forman también a cooperantes africanos francófonos.
Catedral de Notre Dame en Bangui. Noviembre 2018
El siguiente paso que han dado era necesario: formar y apoyar a organizaciones locales. 

Porque si una sociedad tiene un tejido social fuerte, el país será fuerte. 
Y si el país del que hablamos en República Centroafricana, la necesidad todavía es mayor.

Desde hace 8 meses han creado un programa para apoyar a 49 asociaciones de RCA. Que tengan una buena estructura logística, formarlas en gestión de la organización, enseñarles buenas prácticas de funcionamiento es algo necesario. 

Quizá no es un trabajo espectacular o muy visible pero si esas 49 asociaciones consiguen salir adelante, llevar a cabo programas relacionados con la juventud, la salud, los derechos humanos, la protección de la mujer, la lucha contra la violencia, la paz… son los propios centroafricanos los que implantarán la paz en su país. 

Dar las herramientas y crear las estructuras adecuadas es algo necesario.

lunes, 18 de febrero de 2019

357. Desde el paraíso... fiscal

Salimos momentáneamente de África. Estoy en ciudad de Panamá, en un encuentro de logistas del continente americano.
El país es fantástico: luminoso, moderno y su capital tiene un bonito casco antiguo y está llena de rascacielos. Con un canal que es el mejor exponente del mundo en que vivimos con miles de contenedores viajando de arriba a abajo, en un mundo globalizado y en permanente movimiento.

Y es en esta parte del mundo tan idílica para vivir donde a su vez el dinero ha decidido, "refugiarse".
Esclusa de Miraflores. Canal de Panamá. Febrero 2019

Porque aunque desde enero de 2018 Panamá haya dejado de estar en la lista negra de paraísos fiscales para pasar a una lista "gris", sigue siendo un lugar con las condiciones óptimas para la evasión fiscal .

Solo se necesitan 2 personas para crear una sociedad en Panamá... y para ello no es necesario ni que residan en el país, ni que el capital social esté pagado en el momento de la constitución.

El secreto bancario, la confidencialidad, la tributación baja, el uso del dolar como moneda, la estabilidad política frente a otros vecinos, la ubicacion cerca de grandes centros de tráfico de drogas, el ser un centro de comercio internacional...

Todo, incluso, la historia o la geografía han favorecido que Panamá sea un centro de negocios, opaco que favorece que el dinero quede oculto para el pago de impuestos.

Panamá. Febrero 2019
En la última reunión en Davos, en una mesa redonda, Rutger Bregman, pidió, exigió que dejásemos de hablar de filantropía y que hablásemos de una sola cosa: impuestos, impuestos, impuestos, porque si la riqueza no se redistribuye gracias al pago de impuestos ¿como va a disminuir la pobreza?

Y si siguen habiendo esos grandes centros de evasión fiscal el dinero va a poder descansar improductivo en manos de unos pocos.

En estos últimos años, un grupo numeroso de expertos señalan que lo que de verdad puede acabar con la pobreza es que la gente con menos recursos tenga dinero para poder invertir, para poder tomar decisiones correctas, porque lo que de verdad genera pobreza es nacer en un país pobre e intentar salir sin descanso.

Y para generar ese mínimo punto de partida se necesita recaudar impuestos. Y estamos en el lugar , a nivel mundial donde eso apenas sucede,


domingo, 2 de diciembre de 2018

356. El delicado equilibrio

Hace unas semanas estaba en República Centroafricana y ahora me encuentro en su vecino del norte, Chad.
Monumento a la nación

Grande, ocupa lo mismo que Francia y España, más de un millón de km2 en el que solo viven 14 millones de personas.

Rodeado de estados a su vez  grandes y a veces inestables: Sudan, Libia, República Centroafricana, Níger y Nigeria.

Eso le convierte en un socio  apetecible para cualquier actor que quiera tener un aliado en una región de fronteras porosas y dispuesto a luchar contra el terrorismo o la violencia que se encuentra en los países vecinos.

Chad se mantiene en una calma ficticia. Gobernado desde 1990 por un hombre de 66 años Idriss Eby, mantuvo una apariencia democrática durante varios años pero desde hace unos años ha convertido el estado en una dictadura férrea por mucho que siga habiendo elecciones.

En 2015, el descubrimiento de petroleo en el territorio traía consigo la promesa de ingresos que nunca llegaron: la explotación del mismo era costosa y el descenso del precio del crudo no garantizaba la rentabilidad buscada.

Place de la nation
Hoy en día hay varios elementos inquietantes en el horizonte. Por un, lado sigue la violencia de Boko Haram a orillas del lago Chad provocando miles de desplazados y refugiados. Los países ribereños han pedido ayuda internacional para hacer frente a la emergencia .

Por otro, grupos rebeldes se posicionan en el norte contrarios al presidente. La guerra informativa impide saber si la situación es preocupante y controlan parte del territorio o si el poderoso ejercito chadiano aplastará la revuelta sin miramientos.

La semana pasada el presidente Eby viajó a Israel para fomentar acuerdos comerciales. Abiertamente reconoció que la visita tenía entre otros objetivos mejorar los intercambios en materia militar (comprar armas).

El país mantiene un delicado equilibrio en el que nadie puede aventurar que sucederá si el presidente es derrocado o una revuelta popular estalla contra el dictador.



domingo, 4 de noviembre de 2018

355. República Centroafricana o como salir del caos

Me encuentro en uno de los países más ricos del continente africano. Un país lleno de gente amable. Un estado en quiebra.
Catedral de Notre Dame. Bangui. Noviembre 2018

Estoy en un país donde el ejercito solo controla cuatro ciudades en el interior del país.

Un país agrícola que tiene recursos para dejar de serlo

Un país con una industria de diamantes "en negro". En un lugar donde existe un conflicto abierto por el control del territorio y de los recursos naturales.

En la definición de República Centroafricana podrían entrar cualquiera de las frases precedentes y muchas más .

Desde 2013 el conflicto entre diversos grupos armados ha paralizado un país provocando una cifra indefinida de muertos. El país es un estado fallido. No hay estado como tal.
Los grupos armados se enfrentan entre ellos sin que nadie pueda detenerlos. En Bangui, la capital se mantiene una calma precaria,

Solo en cuatro ciudades de todo el país, Bouar, Bangassou, Paoua y Bambari las Fuerzas Armadas de la R. Centroafricana (FACA) tienen cierto control.

En el resto de zonas,  la autoridad del estado se mantiene con el acuerdo tácito o expreso del grupo que la controla.

Como en Hollywood, un gran cartel recuerda donde estás. 
Simplificando mucho, hay dos tipos de grupos armados:.

Los AntiBalaka,  que no tienen una estructura militar y suelen estar desorganizados y los exSeleka, que si que tienen una jerarquía militar, pero que se dividen en multitud de facciones con intereses contrapuestos, lo que hace imposible la negociación conjunta. El FPRC, el UPC, el MPC, el MNLC, 3R....

¿La solución? No hay respuesta clara. Todo el mundo tira de una cuerda en direcciones opuestas (Francia, Rusia, los grupos armados, la Unión Africana, el propio gobierno del país que apenas controla el territorio).

 Así, es difícil pensar en una solución mientras la población sufre las consecuencias del conflicto .

lunes, 22 de octubre de 2018

354. Umuganda

Hablemos del Umuganda. Es posible que este término en kinyarwanda (el idioma de Rwanda) no os suene mucho.

Su traducción sería algo así como "Juntos por el objetivo común".

La primera palabra que nos viene a la cabeza cuando pensamos en Rwanda es, desgraciadamente, el genocidio de 1994.

Como es un tema, complejo y extenso, prometo que llegará otro post dedicado al mismo.

De momento, quedemos con la idea que tras el mismo se hicieron grandes esfuerzos para que la sociedad pudiese superar la gigantesca fractura social que supuso el asesinato de casi un millón de personas. 

Tribunales de justicia, memoriales, días de recordatorio.. y desde 2007 el Umuganda. En realidad el Umuganda existía desde 1962 y consiste en dedicar unas horas de trabajo al mes para la comunidad.

El último sábado de cada mes, miles de rwandeses, entre las 7 y las 11 de la mañana se dedican a hacer pequeñas actividades comunitarias, limpian el barrio, plantan árboles, los vecinos se reúnen e intentan resolver sus pequeñas diferencias amigablemente.

El gobierno saca pecho por esta actividad (http://www.allaboutrwanda.com/umuganda.html) presumiendo que el país es uno de los más limpios de África (las bolsas de plástico se han erradicado y está prohibido entrar en el país con una de ellas)

Paul Kagame en Umuganda http://www.allaboutrwanda.com/umuganda.html
Por un lado, es un día "forzado" para toda la población entre 18 y 65 años , con pequeñas multas para aquel que no lo respete.

Por otro, las autoridades predican con el ejemplo y consagran esas horas con devoción a la comunidad, por lo que en general, casi nadie se escaquea.

El gobierno además lo vende como una actividad integradora.

Todo bajo el mandato de un líder dictatorial como Paul Kagame que no permite que exista una oposición,  pero que ha llevado al país a niveles económicos inimaginables para otros países de la región.

Como dice Stephen, Kinzer el país ha optado por el lema "Primero desarrollo, luego democracia" .
El problema es que se ha quedado en "Desarrollo", sin llegar a la segunda parte.

Es indudable que el Umuganda del último sábado del mes ha traído grandes beneficios al país. Ojala sea la primera palabra que nos venga a la cabeza cuando digamos "Rwanda".




domingo, 16 de septiembre de 2018

353. Burkina Faso en la encrucijada

Desgraciadamente, como en otros países africanos ese es el rol de la mujer en Burkina
Aprovechando que me encuentro en Ouagadougou, os envío unas líneas desde Burkina Faso.

Aunque ya ha aparecido en este blog un par de veces, es bueno recordar algunas cosas:

1983-1987. Héroe nacional: Thomas Sankara, el militar que  llegó al poder y lo cambio todo: el nombre del país, las política social, construyó escuelas y carreteras. Su asesinato en 1987 lo convirtió en leyenda.

1987-2014. Dictador: Blaissé Compaoré se mantuvo
en el poder durante 27 años, periodo de paz, pero puño de hierro. Fue derrocado por revueltas populares.

2014-Actualidad: transición a la democracia, nuevo golpe de estado y elecciones democráticas que gana Roch March Christian Kabore. Próximas elecciones en 2020

El país parece decidido a seguir la vía democrática, pero últimamente han aparecido nubarrones en el horizonte. Por un lado, en 2016  y marzo 2018 se han producido dos grandes atentados en Ouagadogou que han dejado casi 50 muertos. Atentados terroristas bien coordinados que han evidenciado que el yihadismo está presente en el país,

El karité es el árbol nacional. No es azul.... salvo este pintado en Le Karite Bleu
EPor otro, ha habido una degradación de la seguridad en el Norte y últimamente en el este del país, Los burkinabeses siguen con preocupación la situación y creen que puede afectar a la estabilidad política del país.

No se puede generalizar como es un país diciendo "La gente en Burkina es...." pero hay rasgos comunes en casi todas las personas con las que me he cruzado: amabilidad extrema, simpatía, cordialidad.

A diferencia de otros países, en Burkina Faso hay decenas, centenares de asociaciones de agricultores, ganaderos, productores de arroz, de harina, de frutos secos, asociaciones económicas, políticas, movimientos que defienden la igualdad de género,....en definitiva, el país tiene un tejido social  y denso que facilita el progreso.

Dicen que Sankara puso a Burkina en órbita, convirtiéndolo en un país civilizado, en un referente regional. Los burkinabeses, han respetado su legado.

miércoles, 6 de junio de 2018

352. Mamoudou Gassama

Acabo de llegar a Dakar. El conductor me recoge en el aeropuerto. Camino del hotel hablamos sobre Senegal, el clima, Europa... y solo un minuto más tarde ya estamos hablando sobre Mamoudou Gassama.

Claro ¿como no hablar de él? Diop, el conductor no puede parar de mencionar la buena suerte que el tipo ha tenido porque ¿desde cuando te levantas  un día con una nacionalidad, (maliense) pensando que hoy sera un día como otro cualquiera y te acuestas unos días más tarde con otra nacionalidad (que no habías pedido), un trabajo y saludando a un jefe de Estado?

"Cuando entré en el apartamento me empezaron a temblar las piernas"
Porque eso es lo que le ha pasado al bueno de Mamoudou.

El sábado 23 de mayo, en París, parecía un día cualquiera para Mamadou, un inmigrante maliense sin papeles. De repente, en un balcón a cuatro pisos de altura, un niño colgando a punto de caer. Alguien ha llamado a emergencias pero es cuestión de segundos que el niño caiga al vacío

Mamadou no se lo piensa y en poco más de un minuto, trepa, trepa y rescata al niño.
"Cuando dejé al niño en el suelo me temblaban las piernas" relató días después.

A partir de ahí, un clásico de nuestros días, un vídeo grabado con un movil, internet, vídeo viral e impacto mundial. Macron le recibe en el Eliseo, le otorga la nacionalidad francesa y el cuerpo de bomberos de Paris le ofrece trabajo.

Diop y yo nos alegramos por él. Mi conductor bromea. "He oído que en Bamako hay un edificio donde la gente ya se está entrenando para escalar balcones". Y dentro de la broma y la alegría un par de dudas que esconden detrás de las noticias.

El presidente de Francia con Mamodou Gassama
Damos por hecho que Mamoudou  soñaba con tener la nacionalidad francesa pero ¿alguien le ha preguntado? Seguro que no, pero de lo que sí que estamos seguros es que haber conseguido la nacionalidad francesa le va a facilitar la vida.

¿Quería Mamoudou ser bombero? Esto si que es más discutible, pero ¿como decir que no a un trabajo bien remunerado?

¿Se siente utilizado Mamodou por el hecho que el presidente de Francia le de la mano, se haga mil fotos junto a él?  Incluso en Mali ha habido un debate sobre "a quien vota Mamadou".

Mi amigo Harouna, maliense, a quien encuentro en el hotel me explica que los sonienke, la etnia a la que pertenece Mamodou, tienen en su cultura viajar y ganarse la vida fuera, forma parte de su ADN. Prácticamente todos envían sistemáticamente las divisas conseguidas fuera para apoyar a sus comunidades.

Mientras, miles de inmigrantes irregulares se alegran por Mamodou y esperan ese golpe de suerte milagroso que les permita llevar una vida digna.


lunes, 7 de mayo de 2018

351. Malas noticias de República Centroafricana


Iglesia Notre Dame. Bangui. Noviembre 2017
Desde hace varias semanas se están produciendo una serie de disturbios, incidentes, altercados muy inquietantes en Bangui, capital de República Centroafricana.

Apenas ha salido en los medios de comunicación pero la situación es grave y preocupante.

A principios de abril 2018, las fuerzas de Naciones Unidas empezaron a encontrar resistencia en los controles de acceso a PK5, el populoso barrio de Bangui donde ya en 2015 hubo fuertes incidentes.

La presencia de tropas rusas en la capital, al parecer más contundentes que las tropas de N.U. no ayudó a calmar los ánimos. Como vasos comunicantes, los incidentes en la capital afectaron a otras zonas en el interior del país como Bria. Durante la segunda quincena de abril se sucedieron pequeños incidentes.

El martes pasado, 1º de mayo 2018, en un control rutinario, un pequeño grupo armado intercambió disparos con tropas N.U. Los intercambios afectaron a una iglesia que había al lado provocando una docena de muertos entre los asistentes.

En una especie de día de furia los incidentes se sucedieron por toda la capital contra iglesias y mezquitas. Los disparos aislados se siguieron escuchando hasta varios días después.

Equipo Log Oxfam. Bangui. Noviembre 2017
Este fin de semana ha pasado tranquilo pero hoy lunes, debido a los próximos entierros provocados por la violencia de los días previos se esperan nuevos incidentes.

Entre medio, la rumorología y los mensajes falsos o ciertos, empiezan a  correr por el país para desestabilizar aún más la situación.

Rumores de golpe de estado,  de dimisión del presidente Toudera, de futura toma de la capital por parte de los ex-selekas... y para aderezarlo todo una resolución de Naciones Unidas (Resolución 2399 (2018) ) que mantiene el embargo de armas, permite la entrada de armas para las fuerzas de seguridad de RCA.

Rusia ya ha aprovechado este resquicio para exportar armas al país. Su control parece complicado (o sencillamente, imposible)

Los intereses económicos y comerciales de uno de los países con más recursos naturales del continente contribuyen a aumentar el caos en un Estado sin estado.


.

martes, 10 de abril de 2018

350. Aterrizando en Mauritania

Calles Nouakchott. Abril 2018
Dos minutos y aterrizamos.

Miro por la ventanilla del avión ¿dos minutos? Desierto, desierto, desierto, ni una casa, ni una carretera ¿se habrá equivocado el piloto y nos deja en mitad de la nada lejos de Nouakchott?

Apenas unos metros para tomar tierra y veo una valla que delimita el perímetro del nuevo y flamante aeropuerto de la capital de Mauritania ubicado en medio de la nada, a 30 km. de Nouakchott.

Segunda sorpresa, un finger, en vez del tradicional paseo a pie entre el avión y la terminal (nada de buses lanzadera) que hay en otras capitales africanas como Ndjamena o Bangui.

Haruna, el conductor que me recuerda de hace dos años me explica que Mauritania está en pleno crecimiento y que las obras les han pillado casi por sorpresa. Camino de Nouakchott,  ni una casa pero en seguida pasamos al lado del nuevo palacio de congresos, en medio de la nada. 

Unos kilómetros más adelante , algo más cerca Nouakchott, la nueva universidad. Dejamos a un lado el desvío de la playa donde estuve hace dos años ¿Y ese mamotreto gigantesco a pie de playa donde no había ni una simple grúa o excavadora? Un nuevo hotel de kilómetros de extensión a decenas de metros del Atlántico.

Nuevo hotel a pie de playa. Nouakchott. Abril 2018
¿Quién está construyendo todo esto a ritmo vertiginoso? ¿Quién va a ser? , rie Harouna. Los chinos. Baja un poco la voz. "... pero pagan los árabes". 
Imagino se refiere a fondos de capital de países del golfo pérsico. 

"Pero el aeropuerto lo hemos pagado nosotros", dice orgulloso. 

Y eso no es todo. 

Las grandes embajadas son ahora más grandes, dejando pequeña a la embajada francesa que ya ocupaba varias manzanas y parecía un castillo. 

Arabia Saudi está construyendo algo colosal. Rusia, China, Tunez… y por supuesto… la nueva embajada americana es tan grande que tiene un molino eólico (tamaño gigante, claro) como esos que adornan nuestra geografía.

Pero afortunadamente, entre tanta modernidad, consigo hacer una foto de una estampa muy tradicional en Mauritania: un camello dentro del maletero de un R21


jueves, 8 de marzo de 2018

349. Una fotografía lo dice todo (o casi)


Hoy salimos de África en colores para , como sociedad, sacarnos los colores. Este gráfico de eldiario.es lo dice todo, pero si queda alguna duda, resalto algunos datos:

Sólo el 2 % de presidentes de cámaras de comercio son mujeres
Sólo el 9 % de miembros de las Reales Academias son mujeres
Sólo el 12 % de embajadores son mujeres
Sólo el 13 % de rectores de las Universidades son mujeres
Sólo el 14 % de consejeros de las empresas del Ibex 35 son mujeres
Sólo el 19 % de alcaldes son mujeres

En una sociedad en la que los porcentajes de mujeres (51 %) y hombres (49 %) están igualados, la disparidad de % por profesiones es una aberración










jueves, 1 de marzo de 2018

348. Antonio López versus Idrissa Diallo

Homenaje a Idrissa Diallo

El duelo está ahí: ¿Podrá la memoria de Idrissa Diallo perdurar por encima de la memoria de Antonio López? El 4 de marzo lo sabremos.

Como el duelo es muy local, muy de Barcelona, hay que explicar los antecedentes.

Antonio López López fue un empresario nacido en Comillas en 1817.

Entre los muchos negocios que llevó a cabo, (transporte de tropas,  material militar, navieras) el que le hizo rico fue la trata de esclavos. Wikipedia le dedica varias paginas con información detallada.

Falleció en 1883 con 67 años y al año siguiente se inauguró una estatua en la plaza que lleva su nombre ,delante de Correos, tocando la Via Laietana de Barcelona

Sobre Idrissa Diallo sabemos muchísimas menos cosas. Nació en 1990 en Guinea Conakry y murió en Barcelona con 22 años, un 6 de enero de 2012 en el Centro de Internamiento de extranjeros de la zona Franca de Barcelona. Las circunstancias de su muerte no fueron claras. Murió bajo la tutela del estado.

Estatua A. López  .Foto CC  Venanci Vallmitjana
Y el duelo es ¿a quien tiene que homenajear una ciudad? ¿Debe cambiar el nombre la plaza de Antonio López por el de Idrissa Diallo como piden numerosas organizaciones de la ciudad?

Los símbolos son importantes. No son vitales  pero hay que tenerlos en cuenta. El 4 de marzo está prevista la retirada de la estatua mientras se decide el nombre de la plaza

Cambiarlo no aliviará el dolor de la muerte de Idrissa Diallo ni ofenderá a los herederos de Antonio López, pero es un gesto simbólico y necesario.

De un negrero, traficante de esclavos a un ser humano que no cometió ningún delito. Simplemente, el mes anterior había saltado la valla de Melilla y entrado en España.

Revisar todos los símbolos puede ser polémico, controvertido, pero en este caso, no está justificado mantener el nombre (ni la estatua) a una plaza en honor a una persona que traficó con personas, por mucho que el Ayuntamiento de Comillas argumente que "el tráfico de esclavos era habitual en la época y no era ilegal". Por esa regla de tres, cualquier barbaridad del pasado merecería ser mantenida.

Recordar a Idrissa Diallo es un acto de justicia en honor a todos aquellos que murieron huyendo de su patria.

miércoles, 14 de febrero de 2018

347. El trabajo de Oxfam

Equipo Oxfam en Chad. Respuesta refugiados sur.  2015
El viernes pasado, 09/02/2018 saltó la noticia de actividades de abuso de poder y explotación sexual por parte de un grupo de cooperantes que trabajaban en Oxfam en Haiti en la respuesta al terremoto de 2011.

En este  y en otros enlaces encontrareis más información al respecto.

El caso es triste, indignante,vergonzoso, repugnante

El paso del tiempo, 7 años, o que hubiese ya una nota de prensa en 2011 no excusa ni un ápice lo que ha pasado.  Sigue siendo terrible e injustificable.

Muchos de los que trabajamos en Oxfam nos movemos esta semana entre la rabia y la desolación. Rabia por lo que ha pasado o por lo que haya pasado en estos años a pesar de las medidas tomadas.

Desolación por el impacto que esto puede tener sobre nuestro trabajo, porque como bien dicen en la Fundación Luz Casanova, nada de lo que ha pasado invalida el trabajo de las 10.000 personas que trabajamos para Oxfam, ni de sus cerca de 2.000 programas ni el impacto que tienen sobre aproximadamente 19 millones de personas.

Como ha podido pasar, porqué, como se ha reaccionado, lo que no se tenía que haber hecho, lo que se tenía que haber hecho mejor, los mecanismos actuales..., son preguntas que nos hacemos constantemente, muchas de ellas sin respuesta clara. Hay que reafirmarse en la tolerancia cero total a este tipo de casos.


Letrinas en un campo de desplazados en Bangui, Rep.Centroafricana
Solo queda hacer una cosa: seguir trabajando, seguir adelante con los programas, volver a poner a la gente en el centro, a trabajar por los beneficiarios de los programas, al mejorar el impacto que tienen las campañas.

En definitiva, poner en valor, lo positivo por encima de lo negativo, por muy negativo que esto sea.

Nada va a cambiar los hechos. Son terribles y lo seguirán siendo se haga lo que se haga. Pero el buen trabajo también lo seguirá siendo, haya pasado lo que haya pasado.

Ah! Lo de Guatemala. Sí, Juan Alberto Fuentes, ha sido detenido por corrupción entre 2012 y 2014. Era Presidente del Patronato de Oxfam Internacional porque hoy ha dimitido de este cargo. Hay que esperar a tener más información, pero la detención ha sido junto al ex presidente del país y otros ministros (Juan Alberto Fuentes fue ministro de Finanzas de Guatemala y actualmente es activista político)

Los hechos de los que se le acusa pasaron cuando no trabajaba para Oxfam y relacionarlo con los escándalos sexuales de Haiti no tiene sentido a pesar que todas las noticias aparecidas en prensa lo hacen...

Lo dicho:  ¡a seguir trabajando!


miércoles, 24 de enero de 2018

346. Ventimiglia



No hace falta ir a África para conocer una crisis humanitaria.

Si cientos de seres humanos, eritreos, sudaneses, etíopes, blangladeshies, egipcios, malieneses, somalies malviviesen en un limbo legal incierto, en pésimas condiciones humanas, pasando frío, hambre en tránsito hacía algún lugar mejor ¿como lo definiríamos?

Ventimiglia
Una crisis no se mide solo por el tamaño de la población afectada, sino por el contexto que la define. 

Me encuentro ahora mismo en Ventimiglia, Italia. 

Para situarnos:  a 27 km. de Mónaco, a 40 km. de Niza, a 700 km. de Barcelona. Hay menos distancia entre Barcelona y Ventimiglia que entre Barcelona y Toledo. 

¿Cual es la situación? Como toda crisis, flujo migratorio, movimiento humano, es cambiante. Hoy, 24 de enero de 2018, hay aquí cerca de 600 personas en transito hacía algún lugar. 

Unas 250-300 personas  malviven en unos barracones gestionados por la cruz roja italiana, aislados a varios kilómetros de distancia de la ciudad. Condiciones mínimas, en este campo hay unas diez familias, hombres, mujeres, niños y un centenar de hombres que viajan solos. 

Todo austero, los habitantes de este campo de tránsito se quejan de dos cosas: tardan una hora en ir andando a la ciudad bordeando la carretera

En el campo no hay nada de nada, no hay wifi, tiendas, actividades, nada que hacer, no hay transporte. La municipalidad puso un bus una vez al día y lo quitó. El campo invita a que nadie quiera quedarse. 

El segundo gran miedo de los habitantes del campo que quieren ir a la ciudad es... la policia. 

A orillas del río, debajo de esta autopista malviven unas 200 personas. Ventimiglia
Todo cordialidad, ningún problema, los coches patrullan constantemente hasta que... sin motivo aparente, una vez a la semana aparece en el pueblo un autobús que "pesca" a los migrantes que por ejemplo hacen andando el trayecto entre el pueblo y el campo y los lleva a Tarento, al sur, en el tacón de la bota itálica, a 1.200 km, de distancia.

¿Razón? ¿Lógica? Ninguna. 

En Tarento hay un centro de registro de inmigrantes, pero si en el campo de Ventimiglia no hay nada, en Tarento están a miles de kilómetros de ninguna parte. 

Para estas personas que llevan miles de kilómetros en sus pies huyendo una propina de 1200 km. es una tortura. Todos vuelven, como pueden a Vengimiglia. 

Los que no viven en el campo, malviven debajo del puente que veis en la imagen. Entre 200 y 300 personas en plásticos, al lado del río, sin ningún tipo de asistencia de las autoridades.
Bloqueados. Casi todos los que han intentado cruzar a Francia, en su transito a Inglaterra, Francia o Alemania han sido devueltos a Italia. 

Solo cuatro o cinco organizaciones les dan apoyo: Intersos, Caritas, Oxfam , We Word y algunos voluntarios. 

Y todo eso no pasa en una galaxia muy lejana.... está pasando aquí al lado.


jueves, 16 de noviembre de 2017

345. Desde el centro de República Centroafricana (I)

M. Claire, animadora de Oxfam con un grupo de mujeres

Después de unos meses de actividad, vuelve África en colores con más ganas que nunca por mostrar la realidad del continente africano desde un punto de vista positivo.

El reto es grande si busco una realidad positiva a mi alrededor.

Escribo desde Bria, una ciudad en el centro de República Centrofricana.

Como en todo el país, la gente animada, agradable, acogedora…los equipos humanitarios nos han recibido con cordialidad. 

Ya estamos, mi colega Fernando y yo, venidos desde la sede de Barcelona de Oxfam Intermon escuchando a los equipos que comparten sus dificultades.


La principal de ellas, la seguridad. Los equipos que trabajaban en los ejes cercanos a Bria han tenido que dejar de hacerlo: los enfrentamientos entre los grupos armados hacen que sea imposible trabajar en los alrededores. Oxfam ha tenido que cambiar su zona de intervención y centrar el trabajo en la ciudad de Bria. Os cuento como es Bria:

Es una ciudad media-importante. En un país con cuatro millones y medio de personas, una ciudad de 80.000 personas es una referencia. Es difícil manejar las cifras exactas porque la población se desplaza constantemente. 

Hasta hace unos meses, las comunidades cristianas y musulmanas convivían conjuntamente sin problemas. 

Las etnias, se mezclaban y aunque había enfrentamientos entre grupos mayoritariamente musulmanes (Ex Selekas) y grupos mayoritariamente cristianos (Antibalaka) la gente vivía en Bria sin grandes problemas. 

Hace unos meses los enfrentamientos aumentaron y en abril de este año 2017 los combates entre los grupos llegaron al centro mismo de Bria. 

Consecuencia: casi 50.000 cristianos (la zona es de mayoría musulmán) se sintieron amenazados y se concentraron alrededor de las instalaciones de las fuerzas de paz de la ONU, la MINUSCA.

Aprovisionamiento de agua en PK3. Noviembre 2017
Si uno pasea hoy por Bria, como hemos hecho esta mañana, se encuentra con zonas completamente abandonadas junto a barrios musulmanes habitados.

Y si uno continua su paseo hasta el barrio de PK3 (es decir, el barrio a 3 Km. del centro donde se encuentra la MINUSCA, uno encuentra una mini-ciudad, recién creada, con 50.000 personas que no pueden volver a sus hogares y se sienten amenazadas. 

Como veis, nada fácil vivir aquí. 

Un comentario final: a pesar de lo que habéis leído,... aquí no hay una guerra de religiones. 

Las dos religiones han convivido pacíficamente durante años. Hay una guerra de grupos armados (de religiones diferentes) interesados en controlar una de las zonas más ricas del país entre otras cosas por las explotaciones de diamantes. 

Otro día, os cuento más.




sábado, 22 de julio de 2017

344. Desigualdad

Wude y su hija en su primera comunión

Compartiendo casa en Awassa en Etiopía en 2006 con otros expatriados, Wude venía un par de horas a limpiar de lunes a viernes. 

Todo simpatía, cordialidad solo la vi seria el día que me invitó a la ceremonia del café en su casa con su familia.

Insistí para rechazar la propuesta pero no había manera. Tenía que ir a su casa el domingo siguiente sí o sí, no se podía rechazar la invitación. 

Todos de punta en blanco, incluidas sus hijas y marido tomé el inigualable café etíope, una ceremonia de varias horas. 

En su casa, una única habitación dividida por una cortina y con todas las pertenencias a la vista pensé en nuestros sueldos. Sin ser el mío espectacular y conociendo el suyo, no había mayor desigualdad posible en varios kilómetros a la redonda. 
 
Hace unos años, el economista Duncan Green fue de los primeros que empezó a dejar de hablar de pobreza para poner el foco en una palabra más importante: desigualdad. 

Lo importante no era catalogar a Wude como pobre (no lo era)  y a mi como rico (ni lo era ni lo soy) sino la diferencia de ingresos que había (sin buscarla) entre los dos. 

Artículo en La Vanguardia de Xavier Mas
Esa es la brecha que a nivel mundial hay que reducir, empezando por cada estado, porque una sociedad, un país será más igualitario cuanto mejor distribuya la riqueza entre sus ciudadanos. 

Es evidente que el hecho que el PIB de Angola sea superior al de Cuba, Marruecos o Ecuador importa muy poco a la gran parte de los angoleños que malviven con menos de un dolar al día. 

Lo importante no es que Angola o Nigeria sean más ricos que otros países sino como distribuyen su riqueza entre sus ciudadanos. 

¿Y por que un país es más igualitario que otro ? Sanidad y educación gratuitas y accesibles para todos, fiscalidad progresiva, salarios dignos. Oportunidades para todos llevan a una riqueza correctamente distribuida. 

Y como este es un blog en positivo, os dejo con un fragmento de un artículo aparecido en La Vanguardia de Xavier Mas de Xaxàs sobre tres ejemplos en los que se lucha en el continente africano para conseguir esa igualdad.




lunes, 29 de mayo de 2017

343. Fronteras

Lalibela. 2007
Mayo de 2007. Acabo mi misión, un año en Etiopía en Awassa, en el sur y me encuentro en Addis Abeba con Fred Chilcoltt, logista, que acaba de llegar de visita del este de Kebri Dehar en Somali Region. (aclaración-recordatorio: en Etiopía, frontera con Somalia hay una región somalí.)

Es la zona más desértica del país y sus habitantes son de etnia somalí).

Le pregunto a Fred que tal le ha ido por la zona somalí.

Piensa un poco y contesta: "Bien, bien, todo bien... me ha pasado una cosa curiosa...." . Cuenta Fred, a los africanos nos gustan las buenas historias.

"Nada más llegar a Kebri Dehar me reuní al aire libre con los elders, los ancianos de la zona.

Para empezar con buen pie les dije que había trabajado en Somalia y que me alegraba mucho trabajar ahora al otro lado de la frontera. Uno de los ancianos se puso en pie. Detrás suyo tenía la inmensidad del desierto. Se volvió. Me miró y dijo "¿que frontera?",

Es cierto ¿donde está la frontera en un desierto?  Para aquel anciano, allí no había ninguna frontera. Era un somalí que había pasado la vida en aquel desierto y nadie le había pedido ningún papel ni le recordaba donde estaba la frontera.

Ahora que esta tan de moda hablar de fronteras, muros, refugiados, es bueno recordar que cada uno tiene su propia noción de frontera.

Y enlazando con esta anécdota, una recomendación de un libro: "El reparto de África" de Roberto Ceamanos,

Interesante para entender de donde vienen gran parte de los conflictos actuales, marcados precisamente por la creación de fronteras artificiales, sin tener en cuenta grupos étnicos, accidentes geográficos, valles, antiguos reinos, religiones, lenguas... en fin, fronteras que provocan el caos.

A veces cuando nos preguntamos ¿por que suceden esos conflictos sin sentido?  no nos damos cuenta que el origen lo provocaron nuestros antepasados hace solo 200 años.


miércoles, 24 de mayo de 2017

342. Día de África

Agradecimiento a la Unión Africana en Bangui. Enero 2017
Después de unos meses sin escribir, aquí llega otra entrada en África en colores y no es casualidad que sea hoy, víspera del Día de África .

Como en la celebración de cualquier efeméride, existe el riesgo de celebrar el día sin saber muy bien si hay que hacerlo, si hay algo que celebrar si hay que darle más publicidad, ignorarlo...

Ahí van unas notas sobre el día de África que se celebra mañana:

La elección de la fecha parece correcta: el 25 de mayo de 1963 se creó la Organización para la Unidad Africana (más tarde, Unión Africana)  una organización que ha jugado y juega un papel importante en los países del continente.

Actualmente esta organización tiene un peso más económico que político (como explica bien Chema Caballero en El País) pero indudablemente, la existencia de esta organización es importante para que los países africanos tenga un punto de encuentro y fijen posiciones comunes ante los retos del continente.
Buenos deseos del presidente Toudera - República Centro africana. Enero 2017

No es festivo en casi ningún país africano y las veces que me ha pillado en el continente, casi nadie había oido hablar de él .

Es más "Día de África" la celebración de la final de la copa de África que el día de mañana.

La duda que tengo es... si no se celebra el Día de Asia, si el Día de las Américas (14 de abril) apenas tiene importancia y el Día de Europa (9 de mayo) es más el Día de la Unión Europea... ¿tiene sentido el Día de África?

Lo importante no es el Día en sí sino el contenido que le queramos dar y la importancia que tiene el continente africano en nuestro día a día. Los retos de África son elevados. La motivación para afrontarlos, también.

Si el Día de Africa es un día que sirve para reflexionar y pensar en positivo sobre la realidad africana, bienvenido sea.

Feliz Día!