sábado, 14 de noviembre de 2015

320. Violencia de género en Marruecos

De vuelta al continente africano, desde Larache, Marruecos, aquí estamos durante una semana para apoyar las actividades de Oxfam en Marruecos. 

No soy un experto en el tema de la violencia de género, así que, anticipadamente pido disculpas si hay errores de apreciación. Según una encuesta del Alto Comisionado para el Plan contra la violencia por razón de género del 62,8% de las mujeres en Marruecos han sufrido recientemente alguna forma de violencia y 23% de ellas han sufrido un acto de violencia sexual en algún momento de su vida.  La situación se agrava en las zonas rurales.
 

Os escribo desde una pequeña asociación,  MHASHAS,  que acaba de firmar un acuerdo con Oxfam para desarrollar actividades financiadas por la Agencia Catalana de Cooperación . (ACCD)

Dejemos que Nadia la presidenta de la asociación y Ghally, el responsable del programa de Oxfam nos presenten la asociación y las actividades.

¿Cómo se “lucha contra la violencia por razón de género” en una zona rural de Larache? ¿No es un poco complicado?
Primero hay que saber, en cada comunidad que tipo de violencia se ejerce contra la mujer, física, verbal, psicológica, en el trabajo en el hogar… hay que hacer un diagnóstico, durante dos meses, y presentar un informe con las conclusiones.

¿Siguiente paso?
Se identifica en las comunidades donde trabajamos a hombres y mujeres “líderes”, interesados/as en acabar con la  violencia contra las mujeres. Les entrevistamos, les damos formación, les acompañamos para que se conviertan en referentes en sus comunidades. En paralelo, hacemos talleres, piezas de teatro, programas de radio para que toda la comunidad sea consciente del problema.

¿Cómo convencemos a esos líderes y a las comunidades que existe un problema en su comunidad?
Con métodos participativos, que sean ellos mismos los que vean que las situaciones de violencia contra la mujer ni se pueden aceptar ni son legales.

¿Tercera etapa?
Mecanismos de proximidad. Cuando haya un caso de violencia,  la mujer ya sabe que en su comunidad existen estos “lideres” que le acompañarán en el proceso, que le asesorarán, como ir a la justicia, a las autoridades, al hospital, a las instituciones …que a su vez, también han sido sensibilizadas con el problema.

¿Cómo interviene Oxfam en este proceso? ¿Cómo ha apoyado Oxfam a Mhashas?
No solo ha conseguido financiación para la asociación, ha mejorado nuestros mecanismos  para que los procesos sean participativos, , nos ha ayudado a hacer buenos diagnósticos, nos ha dado herramientas para que la comunidad se involucre. Nos acompañará como mínimo durante un año.

¿Y Mhashas? ¿Qué valor añadido le ha dado a  Oxfam?
Trabajamos en 4 comunas rurales y una urbana, conocemos el terreno, y sería complicado que Oxfam hiciese por si mismo este trabajo.  Si algún día finaliza la cooperación nosotros seguiremos en la zona aplicando estas políticas que Oxfam nos ha propuesto. Es un proyecto sostenible


Dejamos Larache y volvemos a Rabat deseando que el proyecto tenga éxito