viernes, 19 de marzo de 2010

111. Kapusckinski sí, Kapuscinski no.

El tema "hierve" en internet. Foros, blogs, noticias vinculadas al escritor y periodista polaco Ryzard Kapuscinski (ver post 88). Para los que no estéis muy al día, os actualizo. La culpa de todo se la podemos atribuir al sonriente señor de las gafitas. Empecemos por orden.

23 de enero de 2007, fallece Ryzard Kapuscinski, candidato al Nóbel de literatura, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2003, doctor honoris causa por varias universidades, escritor, periodista, ensayista, viajero. Un año más tarde, en enero de 2008 El país publicaba un articulo de Artur Domoslawski, el señor de la derecha, (Foto Gazeta) en el que apuntaba que el periodista aunque "estaba del lado de los protagonistas de sus relatos" no era del todo riguroso en sus crónicas. Dos años más tarde su libro "Kapuscinski non fiction" (el titulo es toda una declaración de intenciones) ha creado polémica. Lo primero que he decir es que no lo he leído, es importante aclararlo. Lo segundo es que muchos hablan de él sin haberlo hecho. La viuda de Kapuscinski lo ha llamado "parricidio" ya que consideraba a Domoslawski un colaborador e hijo literario del periodista polaco. Artur explica a todo el que quiera oírle que ha sido su admiración por él lo que ha llevado a escribir una biografía que quería resolver algunas dudas. De forma que tenemos tres tipos de actitudes ante los nuevos datos.


Apertura OTP nutricional en Aleta Wondo. Este sistema de pesaje de niños se está erradicando para pasar a básculas electrónicas más precisas y menos traumaticas para los niños

La primera acusar al bueno de Ryzard de ser un falso periodista y un muy buen escritor. En ese grandísimo libro-puzzle que es "El emperador" varios entrevistados por Kapuscinski explicaron a Domoslawski que había multitud de falsedades y declaraciones inventadas. El propio Kapuscinski se vanagloriaba de haber estado a punto de ser fusilado en cuatro ocasiones cuando parece que no había sido así (a mi con una sola ya me hubiese dado un patatús). También era normal que diese datos de dudosa fiabilidad o de imposible comprobación. La sombra de su colaboración con el espionaje polaco que le facilitó multitud de viajes en una época en la que nadie detrás del telón de acero podía viajar estará siempre ahí.

La segunda opción que podemos tomar es defender pasional e irracionalmente a Ryzard. Una persona que titula un libro de periodismo como "Los cínicos no sirven para este oficio" tiene que ser alguien válido. Dio voz a quien no la tenía, habló de conflictos como el de Guatemala que pasaban olvidados. Dice Thimoty Garton que su sonrisa desarmaba a cualquiera y que fue esa sonrisa y una personalidad arrolladora la que le permitió salir airoso de multitud de ocasiones que a cualquier otro le hubiesen costado la vida. El estaba ahí en una época (y que época: África años 60-70) en la que nadie estaba y los que estaban no podían o sabían transmitir lo que veían con la intensidad con la que él lo hacía. .
.
Hablando de periodismo: Lilongwe, Junio 2004, concediendo una entrevista a uno de los cadenas de mayor audiencia de Malawi. Habreis deducido que solo hay dos.

Y la tercera vía (ya os aviso que es casi casi la buena) es ignorar el asunto. Dice Lawrence Weschler que no tiene importancia en que estante coloquemos "El emperador" o "El Sha" si en ficción o no ficción. Siempre serán libros magníficos. El propio Domoslawski incluso dice en broma que a parte de crear un estante de ficción o no ficción habría que crear otro solo para Kapuscinski. Esta tercera vía tampoco está exenta de polémica. Efectivamente, son libros que he leido con deleite pero el lector debería saber si lo que lee es cierto o no, por encima de algunas licencias siempre permitidas. Si esas licencias se convierten en una constante acabaremos creyendo cosas que no lo son. No siempre es bueno, como decía Kapuscinski "intensificar la realidad". Una cosa es decir "yo lo ví" y otra " a mi me lo contaron".
En cualquier caso, queda claro que aunque Ryzard hiciese ambas, leerle es un placer y su testimonio nos acerca a África

Así que como conclusión, por encima de todo, lo más importante: leed y juzgad vosotros mismos.

2 comentarios:

PILAR Y LAURA dijo...

Kapuschinski ha sido uno de los mejores periodistas de la historia. Vendrán más "jetas" diciendo que no era un buen profesional para ganar dinero a su costa. Pero la realidad es que él ha sido capaz de retratar África como nadie nunca lo ha hecho y eso nunca se podrá negar.

Juan José Tarrés Sanjurjo dijo...

Ei Pilar y Laura: nada más cierto. No es exagerado decir que sin él Europa y el mundo tendrían otra visión (aún peor) de Africa. Si concedemos que arte significa ser original y provocar emociones, sin duda Kapu, es un artista. Gracias por la visita