miércoles, 24 de febrero de 2010

107. Sobre golpes de estado

Vista sobre el mercado del pescado en el lago Awassa, Etiopia

Como ayer fue 23-F (para que veáis que los golpes de estado no siempre quedan tan lejos ni en el tiempo ni en espacio) podríamos hacer un breve repaso a los últimos golpes de estado sucedidos en África en el siglo XXI,
¿Cuántos diríais? Sin contar las diversas guerras civiles o situaciones en las que es difícil saber si un presidente ha sido elegido democráticamente como en Sudan, Somalia o Chad, veréis que no hay tantos (o como mínimo, todo es relativo). Vamos a ver.

En 2003, República Centroafricana, uno de los estados más paupérrimos y abandonados del continente vio como el general Bozizé después de varios años de guerra civil y aprovechando que el presidente estaba fuera del país lanzó un ataque rápido e imparable que le aupó a la presidencia. A los dos años convocó elecciones que ganó ampliamente (el depuesto presidente no pudo presentarse), hasta hoy.
En agosto de 2005 varios militares aprovechando que el presidente de Mauritania estaba en unos funerales en Arabia Saudita (es peligroso alejarse del cargo si eres presidente en algún país africano), tomaron el poder. Al cabo de un año y con un presidente de transición, nuevas elecciones democráticas. Solo había sido un amago anti democrático. Desgraciadamente, en 2008, también en agosto, el país sufrió otro golpe. El año pasado, elecciones, al parecer democráticas ratificaron al nuevo presidente. .
.
Reunion con la comunidad de Aleta Wondo, Etiopía explicando un proyecto de Agua y Saneamiento. 2006. Foto Adeline Sieurin.
.
El siguiente golpe ya es más conocido: fue el que dio Dadis Camara en Guinea tras la muerte de Lasana Conté (ver post 99) y los dos últimos (sino contamos el de la semana pasada en Níger) fueron en 2009 en Madagascar en el cual Rajoelina, alcalde de Antanarivo, capital del país fue aupado al poder por los militares que previamente habían apostado por otro ex alcalde, Ravalomanana; y en Guinea Bissau, el asesinato del presidente Joao Bernardo Vierira conmocionó al país y puso al frente del país a una junta militar.
El hecho que casi ninguno de estos nombres os suene indica hasta qué punto llega la cobertura mediática de la política africana en nuestro país.

Hay un artículo interesante de Franklin Pierre Tavares en Le monde diplomatique con el significativo título de “¿Por qué tantos golpes de estado en África?” que merece la pena leer.
Las conclusiones del artículo son que se han producido una seria de circunstancias que favorecen la fragilidad del poder público (aunque el articulo es de 2004 tiene bastante vigencia): degradación de los indicadores de desarrollo humano, salarios públicos impagados, alto desempleo, aumento de las tasas de sida, refugiados…, en definitiva, el concepto “bien público” desaparece, y si desaparece la presencia del estado, cualquiera que se sienta legitimado (y con fuerza) puede sentirse tentado de aprovecharse de algo que nadie valora, salvo el que lo tiene: el poder.
.
Formacion en prácticas de higiene. En este caso como combatir la diarrea. 2006. Foto de Adeline Sieurin.
.
Aunque los estados siguen siendo jurídicamente independientes, ya no lo son de facto: la globalización económica y la influencia política que ejercen otros estados (como China) o multinacionales cuyos PIB son similares a los de algunos estados en los que invierten provocan todos esos factores que desembocan en la toma del poder mediante la fuerza.

La conclusión a la inversa es clara: si desapareciesen todos esos factores desestabilizadores noticias como las de la semana pasada en Níger tampoco sucederían.

2 comentarios:

Té la mà Maria - Reus dijo...

very good blog, congratulations
regard from Reus Catalunya
thank you

Juan José Tarrés Sanjurjo dijo...

Hola, gràcies pel comentari. Una abraçada. Juanjo