martes, 8 de abril de 2008

40. De vuelta al mundanal ruido



31 de diciembre de 2007, camino de Niamey via Casablanca. Por cierto al lado del cartel de DHL están las oficinas de mi antiguo trabajo, TNT.



La foto, está claro, no es de las mejores que he colgado, pero refleja bastantes cosas:

1. Salgo con el famoso abrigo que se que ha sido un post muy comentado

2. Lo mismo que la noche de hoy martes, estoy a punto de coger un avión, (la foto es del pasado 31 de diciembre de 2007 por la mañana en el aeropuerto de El Prat)

3. Voy de un continente a otro, solo que mañana lo haré (a la inversa) para dejar (temporalmente) Africa.

He pasado casi 9 meses en Níger, y si sumo mis experiencias en Etiopía y Malawi, el total hace casi dos años. Dos años no puede parecer mucho en la vida de una persona y por otro lado es...una buena excursión.
Por el momento no tengo ningún plan a corto plazo, simplemente llegar a Barcelona, reencontrarme con la gente, familia y amigos y luego ya veremos por donde ando. Yo diría que a corto plazo no volveré a tierras africanas pero todo el mundo que ha estado en África sabe que aunque quiera, uno no puede dejar Africa, así sin más.

Gracias por acompañarme por este periplo por tierras africanas.

Me gustaría seguir con el blog (salvo que una petición masiva de mails me pide que deje de dar la tabarra) para seguir contando la realidad africana desde Europa (podré colgar algún vídeo, algo que me he quedado con las ganas desde Mayahí). Será otro punto de vista pero marcado por la realidad que estoy dejando

Como dicen por aqui, Se Angima !! Hasta la proxima.


.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos gustará (y nos servirá de mucho) que sigas con este blog.
Gracias a ti por dejarnos acompañarte a través de él para descubrir los mil y un colores de Africa.
Y ánimo en esta vuelta (que supongo no debe ser nada fácil)...
En Barcelona, te esperamos ilusionados.
Un fuerte abrazo y de nuevo gracias.
Ana Español

Sabrina Vaquerizo dijo...

Juanjo!!

¿Qué tal? ¿Te quedas un tiempo por Barcelona? Acércate a TNT y así hablamos un rato.

Un beso

Jordi dijo...

El Blog, por supuesto, debe seguir, ...aunque, por supuesto, no sustituye unos relatos en directo!!!

Aquí estamos esperándote, con ganas de verte y tenerte, por un tiempo, entre nosotros!!!

Juan Jose Tarres dijo...

Hola a los tres. Me aferro a tres votos positivos para escribir la siguiente semana un nuevo post. Apadrinados: os veo dentro de poco. Sabrina, si mi planta sigue viva, pasare por TNT. (y sino... creo que tambien)

Anónimo dijo...

Juanjo,
Todo un primor tu página. Por fin conseguí entrar desde el cyberespacio de Maradi, y me encanta. Preciosas fotos.

Por cierto, yo voto por el nombre de Sadifu, sin duda. Y aunque digas que el bubú azul ha ganado sobre el naranja, hay que tener en cuenta que el fondo de la pared es naranja, con lo cual todo es más relativo.

Disfruta de todas esas cosas sencillas y bonitas de Barna, así para darnos envidia. Y sigue con el blog porfavor. Si necesitas información en vivo de cómo siguen las cosas puedo enviarte algo, pero solo si me regalas la camisa de piñas antes de tirarla.

Un abrazo y gracias por los ánimos y esfuerzos que has echado por estas tierras.

ana, maradi, niger

Juan Jose Tarres dijo...

Hola Ana, muchas gracias, me alegro que te guste el blog (como minimo, ¿reconoces a Harouna del magasin Temoin? ). Sí, te agradecere que me pongas al día de como va todo por esas tierras y sobre la camisa de piña... me la pondre para invitarte a un cafe en tu visita a Barcelona. Un abrazo. Juanjo (Salifu)

Momoyama dijo...

Juanjo, por favor no dejes el blog. Es tan poco tiempo el que tenemos y tanta la información sobre todo, que se agradece un blog dedicado a África. Me encantó compartir los abrazos de bienvenida en Madrid.
María

Juan Jose Tarres dijo...

Hola Momoyama, gracias por tu comentario, ahí seguiré hasta que el cuerpo aguante, porque es cierto que desgraciadamente no hay muchos blogs dedicados a un continente tan bonito, y es una pena. Espero volver a verte en mi próximo viaje a la capital del reino. Un abrazo. Juanjo