jueves, 9 de octubre de 2014

290. Karité


Aunque hemos salido de Burkina, sigamos vinculados al país y hablemos de uno de sus árboles más conocidos, el karité.

Seguro que si sois gente a la que le gusta cuidarse y sois asiduos de las tiendas de belleza y cosméticos, ya lo conocéis. Sino, os cuento.

El karité (Vitellaria paradoxa) es un árbol localizado mayoritariamente en Burkina Faso y en menos medida en algunos países del África Occidental (Mali, Costa de Marfil...).

De sus frutos se extrae una grasa vegetal con magníficas propiedades curativas, sobre todo para pieles secas y deshidratadas.

Esta mantequilla (de hecho, en Wolof, el nombre significa "árbol de mantequilla" se utiliza en esos países como sustituto de la manteca de cacao o como crema protectora.

David con un amigo
La manteca es muy concentrada, hay que aplicarla en pequeñas cantidades, pero hidrata, protege, cicatriza, repara grietas, pequeñas quemaduras, exposiciones al sol, playa, piscina, picaduras de insectos, estrías... no soy un experto en salud corporal pero las bondades de las que hablan los especialistas parecen no tener fin.  (alérgicos al latex, abstenerse, puede provocar reacciones).

Ya en el antiguo egipcio se conocían sus propiedades. ¿Lo utilizaba Nefertiti para mantener su belleza legendaria? Seguro que sí.

El tema es su precio... en Europa. Tras loar todas estas bondades, 100 gramos pueden valer entre 15 y 20 euros.
Un kilo de manteca de karité en Burkina puede costar 5 euros.

Uhm... no me hagáis hablar de las tiendas de cosméticos o las farmacéuticas y deducid vosotros mismos.

Os animo a comprar manteca de karité... en Burkina Faso.

Y en caso que no podáis ir, siempre podéis comprarlo en una tienda de comercio justo: el precio es parecido,  os garantiza que no se han explotado niños o a trabajadores en su elaboración y contribuis a una buena causa.

Os dejo el enlace....y a ponerse guap@s





1 comentario:

Teresa dijo...

Muy buena para la psoriasis!!