viernes, 22 de abril de 2011

174. El árbol del Teneré

El título es sugerente, porque los viajeros (sobre blog, libro, papel o directamente sobre el terreno) sabemos que el Teneré es una zona desértica de 400.000 km2 al sur del Sahara (para que os hagáis una idea, España son 500.000 km2) y que un árbol... es un árbol.


Y en este caso particular durante el siglo pasado, este árbol, una pequeña acacia fue el único en 400 km a la redonda. Fue un punto de referencia durante décadas para las expediciones de viajeros y tuaregs que atravesaban la zona. Las grandes rutas lo mencionaban e incluso la guía Michelín de la época lo tenía en cuenta.


En 1935 un oficial francés descubrió el acuífero del que se alimentaba el árbol a 35 metros de profundidad. Pero lo que más maravillaba a ese oficial era que "ningún camello había acabado con sus hojas, ningún tuareg había utilizado sus ramas para hacer una fogata para el te. Había que verlo para creer en su existencia".



El árbol fue una referencia para viajeros y exploradores aunque a mediados de siglo fue perdiendo ramas, hojas y hasta parte del tronco por un accidente de tráfico: un camionero le seccionó parte del tronco.


Parece mentira que en la inmensidad de la nada un camión chocase con él pero no pasó una vez, sino dos. La segunda mortal y definitiva, un camionero libio se lo llevó por delante y con él murió el símbolo. Los restos fueron llevados al Museo-Zoo de Niamey, enjaulados, no se sabe si para que no puedan escapar o si para que nadie los acabe de destrozar.


En su lugar se plantó una escultura de hojalata a base de bidones que deja bastante que desear. El siguiente link os llevará a varias de las fotos del árbol (y su sucedáneo) en las últimas fechas. http://agadez-niger.com/page-arbre-tenere.html

3 comentarios:

Tere dijo...

Epssss Juanjoooo!!
Que tal? Com va tot?
ohh, m'he tornat a incorporar com a lectora/fan del teu blog :P

ostres impressionant l'arbre?
Em pregunto si la gent ara s'estimbara contra els dos barrils aquests..

una abraçada
3a

La Torre dijo...

Una historia impresionante.. y muy gráfica! gracias por compartirla con nosotros!

Juan José Tarrés Sanjurjo dijo...

Hola a los dos. Muchas gracias por los comentarios, si, nomes faltaria que ni els barrils aguantessin.