martes, 1 de marzo de 2011

163. Y ahora... Túnez

Parece que África me está llamando con fuerza este 2011 y todo indica que mañana vuelvo al continente. Pas mal que dirían los franceses, tres países en menos de 3 meses.

Abdou tiene motivos para estar orgulloso de su mujer y su hija

Esta vez forzado por las circunstancias que estáis viendo en los medios de comunicación. Informa hoy mismo Europa Press que ACNUR (el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados) calcula que son cerca de 140.000 los refugiados que se dirigen a Egipto y Túnez huyendo del conflicto líbio, la mitad para Túnez aunque en estos primeros compases del conflicto las informaciones son algo confusas.
Así que allá vamos, Marta-Agua-y-Saneamiento (responsable del grupo, para que veáis que el género no importa) Joaquín-Seguridad-Alimentaria, Carlos-Press-Officer y el logista que os escribe.
Entre hoy y mañana por la mañana acabamos de perfilar los objetivos de esta actuación de emergencia, aunque las primeras horas se preveen intensas y llenas de reuniones de coordinación con los actores que están en la zona para ver quien hace qué y que tipo de respuesta podemos dar. Esta noche toca hacer la maleta, recoger bártulos, GPS, portátiles, teléfonos satélites, cámaras, móviles, chalecos, kits de análisis y mañana por la noche aterrizar en Túnez junto a los lectores habituales de este blog.
Por cierto capital de Túnez...¿Tunicia? En realidad el idioma nos ha jugado una mala pasada ya que en francés el país es conocido como Tunisie y su capital... Tunis, a la inversa de lo que solemos decir en castellano.
En cualquier caso en breve espero escribiros desde allí.

3 comentarios:

Teresa dijo...

!Buen viaje a todos! Cuéntanos en directo desde allí.

jordi dijo...

jj! Con esa premura, ahora entendemos tu silencio ante la invitacion a venir a compartir unas lentejas con nosotros...Sigue en pie a tu vuelta.Cuídate (maia,noe & jordi)

Juan José Tarrés Sanjurjo dijo...

Gracias Teresa, ahora llegan las siguientes cronicas.
Gracias Lobo Lopez y perdón por el silencio "administrativo", a la vuelta caen esas lentejas y lo que se tercie. Un abrazo a los tres. Juanjo