miércoles, 16 de febrero de 2011

160. Niger

Escribía Kapuscinsky que antiguamente los viajeros tardaban semanas, meses en llegar a sus destinos durante ese período, se iban empapando gradualmente de otras culturas, comidas, lenguas, usos y al llegar a destino asimilaban mejor el nuevo contexto. Así que cuando ante ayer se abrió la puerta del avión y bajé por la escalerilla (genial que no haya fingers) pasando de 21 grados y la comida enlatada de Air France a 32 grados y el típico cus cus africano, el proceso de aclimatación se produjo a toda pastilla.

Calles de Niamey. 2011


Menos mal que Niamey ya me era conocido: las calles, la gente, el pasear tranquilo sigue igual que hace tres años y me atrevería a pronosticar que seguirá así en las proximas tres décadas.

Nada nuevo desde Níger: el país se prepara para la segunda vuelta de las elecciones que tendrá lugar (inshallah) el próximo 12 de marzo. Mahamadou Isufu o Seini Umaru pondrán fin a un año de junta militar. Niamey respira ambiente electoral y los carteles de los candidatos (unidos a los de los otros candidatos que no pasaron la primera vuelta) lo inundan todo.

Mucho calor, ambiente seco y el típico polvo (la "poussiere") saheliano que lo impregna todo. Imprescindible el ventilador para pasar la noche.

De momento aqui me quedo hasta el lunes. Los equipos bien, he reconocido a un par de chóferes y a Abdou (el del abrigo) e Illa, que sin reparo me han dicho que he engordado. Se aprovechan que no les puedo sancionar que sino.... Compensando esto último están tomando todos clases de español liderados por Katie, una canadiense que lo habla casi perfecto. En breve, más y mejor

2 comentarios:

Teresa dijo...

Si puedes cuelga alguna foto de los carteles electorales...

Juan José Tarrés Sanjurjo dijo...

venga, alguno cae en el proximo post